Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Merkel y Sarkozy prevén que el pacto fiscal se firme en marzo "como tarde"

Primera reunión de Merkel y Sarkozy en 2012REUTERS

Ambos mandatarios se reunirán por espacio de una hora

La canciller alemana, Angela Merkel, ha indicado que las negociaciones sobre el nuevo Tratado de disciplina fiscal que preparan los países de la UE, con la excepción de Londres, "progresan bien". "Hay posibilidades de que la regla de oro de freno al endeudamiento pueda adoptarse en enero. Si no es posible, se adoptará como muy tarde en marzo", ha señalado la canciller en rueda de prensa tras su primer encuentro del año con el presidente francés, Nicolas Sarkozy.
Merkel ha insistido en que "la consolidación presupuestaria es un elemento esencial para el futuro de la eurozona". Pero ha aceptado que en la cumbre del 30 de enero se discutan medidas para impulsar el crecimiento, el empleo y la competitividad, aunque no ha concretado ninguna más allá de identificar qué países lo hacen mejor en materia de empleo para que sirvan de ejemplo y de utilizar de forma más eficaz los fondos europeos.
"Deseamos que los fondos europeos de los que disponemos aún se pongan muy rápidamente al servicio del crecimiento", ha dicho Merkel.
"Queremos a la vez finanzas públicas sólidas y crecimiento. Queremos relanzar el crecimiento. Queremos no sólo mantener la estabilidad del euro sino también una Europa fuerte, moderna y competitiva", ha insistido.
"Somos conscientes de que la prioridad hoy es el crecimiento, el empleo y la competitividad de nuestro continente. Vamos a adoptar iniciativas a nivel europeo sobre el empleo y la formación de los parados, sobre la utilización de los fondos europeos al servicio del crecimiento y sobre la convergencia fiscal", ha asegurado Sarkozy.
Por su parte, el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, ha explicado que espera que los Estados miembros lleguen a un acuerdo político este mes sobre el texto del nuevo Tratado Internacional coincidiendo con la cumbre informal del 30 de enero y ha adelantado que los líderes europeos discutirán también "la adecuación del tamaño" del fondo de rescate permanente "sin dilación".
Van Rompuy ha insistido en que los líderes europeos acordaron "medidas de gran alcance" en la última cumbre europea para tratar de superar la crisis en Europa y ha insistido en que estas decisiones deben aplicarse "sin más retrasos" en rueda de prensa conjunta con la primera ministra danesa, Helle Thorning-Schmidt, cuyo país asumió la presidencia semestral de la UE el pasado 1 de enero. Ambos han comenzado a preparar las tres cumbre europeas que habrá a priori bajo presidencia danesa en enero, marzo y junio y las prioridades políticas para los próximos seis meses.
El presidente del Consejo Europeo ha adelantado que el nuevo Tratado Internacional que incorporará el pacto fiscal acordado en la última cumbre para introducir en las Constituciones la regla de oro del equilibrio presupuestario "se firmará a principios de marzo", para lo que espera que los Veintiséis y Reino Unido en calidad de observador lleguen a un acuerdo político sobre el texto en enero. "Terminaremos el texto políticamente en enero", ha recalcado.
El belga ha insistido en que los expertos de los Estados miembros discuten un texto "muy preciso" para incorporar al Tratado la regla de oro para garantizar "presupuestos equilibrados", para reforzar el gobierno económico de la eurozona y para "atajar los déficit excesivos" más allá de las nuevas normas pactadas para reforzar las sanciones para países incumplidores.
"No es un Tratado de principios, sino de objetivos e instrumentos muy concretos", ha recalcado el belga, que sin embargo ha advertido contra crear expectativas excesivas de los resultados de las cumbres tras insistir en que habrá "más reuniones este año" para concluir los trabajos.
Van Rompuy ha recordado además que "los nuevos instrumentos" del fondo de rescate europeo estarán "totalmente operativos a finales de mes, con el BCE como agente" y ha avanzado que los líderes europeos concluirán las negociaciones sobre el fondo de rescate permanente o Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera (ESM por sus siglas en inglés) que entrará en vigor el próximo julio de 2012, antes de lo previsto. "El Consejo Europeo también evaluará la adecuación del tamaño del ESM sin dilación", ha recalcado.
El presidente del Consejo Europeo también ha avanzado la posibilidad de que la troika -representantes de la Comisión Europea, el FMI y el BCE-- que debe llegar "hoy o mañana" a Atenas para discutir el segundo rescate heleno concluya las negociaciones "para finales de mes". "Puede ser que terminen su trabajo para finales de mes, pero no hay fecha fijada. Tenemos que actuar rápido", ha insistido.
Crecimiento y empleo
A pesar de que Van Rompuy ha recordado el compromiso de los Estados miembros, tanto los que están sometidos a un programa de rescate como a "las presiones de los mercados", de "continuar con la disciplina fiscal" en 2012 e impulsar "medidas de consolidación fiscal ambiciosas", el belga ha advertido de que la estabilidad financiera "es una precondición necesaria para el crecimiento económico y la creación de empleo" pero "no es un fin en sí mismo".
Por ello, ha insistido en que los líderes europeos también analizarán en la cumbre informal de enero el "segundo objetivo clave" de los próximos meses como es "restaurar el crecimiento económico" y la "estrategia antirecesión" en Europa que a su juicio debe ser "amplia y eficaz". "Tenemos que evitar una recesión. Necesitamos movilizar toda nuestra energía para esto a nivel de la UE y, más importante, a nivel de los Estados miembros", ha justificado.
En el marco de dicha estrategia, el belga ha avanzado que los Estados miembros deben "evitar en la medida de lo posible que los recortes de presupuesto afecten a los estímulos para el crecimiento" y ha insistido en que "las inversiones orientadas al crecimiento deben preservarse" como las infraestructuras energías, investigación e innovación, educación y comercio. "La consolidación fiscal es necesaria pero no debe obstaculizar el crecimiento económico estructural", ha justificado.
Tras insistir en la necesidad de "evitar un evento de crédito" en las economías europeas y saludar las recientes decisiones del BCE para dar liquidez a largo plazo a los bancos europeos, Van Rompuy ha instado a "movilizar todos los recursos financieros de la UE de manera más eficaz para contribuir a la financiación correcta de nuestras economías" y garantizar que el próximo presupuesto multianual europeo (2014-2020) contribuye al crecimiento y el empleo.
Con el objetivo de consolidar el crecimiento "reforzando la oferta y estimulando la demanda", Van Rompuy ha recordado que "el mercado único es nuestro principal activo" y por ello ha instado a aprovechar "todo su potencial en todos los sectores" como la energía, servicios y economía digital y ha confiado en que la caída del tipo del euro reciente frente al dólar "ayudará" a las exportaciones europeas tras recordar que la UE espera concluir sendos acuerdos de libre comercio con India, países latinoamericanos como Perú y Colombia, Japón y quizá con Indonesia.
Estrategia antirecesión, estimular crecimiento y empleo
"También necesitamos estimular la demanda. Restaurar la confianza en la eurozona reforzará la confianza de los consumidores, que es clave para aumentar el consumo privado. Nuevas oportunidades de comercio y de mercado tienen que explotarse para explotar la demanda extranjera y las exportaciones", ha explicado.
Van Rompuy ha situado la necesidad de crear "más y mejores nuevos empleos" en la UE como el tercer pilar que debe guiar la estrategia contra la recesión tras recordar que los más de 23 millones de parados en el conjunto de Estados miembros y advertir del "riesgo de que la ralentización del crecimiento aumente esta cifra". Por ello, ha pedido una actitud "constructiva" a los agentes sociales, a los que invitará a la cumbre del 30 de enero "en los próximos días".
"Muchos son jóvenes y tienen que poder incorporarse al mercado laboral. Tenemos que centrarnos en todos los aspectos del mercado laboral, la demanda y la oferta de empleo y nuestro enfoque debe estar en los jóvenes y el aprendizaje a lo largo de toda la vida", ha recalcado, apelando a la reciente iniciativa presentada por Bruselas para impulsar el empleo entre los jóvenes.
"Necesitamos una demanda laboral fuerte. Emplear a la gente debe ser más fácil y más atractivo través de una legislación laboral flexible, reformas estructurales o instrumentos fiscales", ha concluido.
Thorning-Schmidt ha subrayado la importancia de centrarse en el empleo para los jóvenes porque se trata de "un enorme problema en Europa en la actualidad" y ha avanzado que las cumbre de marzo y junio bajo su presidencia semestral de la UE también abordarán el empleo y la necesidad de "crear un nuevo pacto para el crecimiento en Europa".