Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maduro insiste en que las relaciones entre España y Venezuela "están en riesgo"

Maduro advierte a Obama de su legado de "desprecio y silencio" con VenezuelaReuters

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha insistido en que las relaciones entre España y el país sudamericano "están en riesgo", responsabilizando al Gobierno español de agredir a Venezuela y utilizar esta tensión de manera "electoralista" y "politiquera".

"Están poniendo en riesgo las relaciones políticas, diplomáticas, económicas, energéticas, y de todo tipo, entre España y Venezuela", ha agregado el mandatario venezolano, quien ha acusado a la clase política y económica de España de tener "un plan para agredir a Venezuela" y, de esta manera, "intentar influir en las elecciones políticas el 25 de mayo".
Maduro ha asegurado que no quiere conflictos ni problemas con España. Sin embargo, ha advertido de que "quien se meta con Venezuela se mete con América Latina y el Caribe", en unas declaraciones realizadas durante un encuentro con trabajadores de la empresa estatal de comunicación Cantv, publicadas por el diario venezolano 'El Universal'.
"Sabremos responder todas las mentiras, ofensas, insultos que se hacen desde la prensa española contra Venezuela", ha apostillado el presidente de Venezuela, que ha aludido también a los problemas económicos existentes en España, con gente que "no puede elegir qué carrera estudiar en la universidad porque todo está privatizado" o que "no puede comprar una 'tablet' porque la población no tiene suficiente dinero".
El pasado mes de abril Maduro ya tachó al presidente de España, Mariano Rajoy , de ser un "racista" y le acusó de estar "detrás de todas la maniobras contra Venezuela", después de que el Congreso español aprobase una proposición no de ley en la que reprueba a Maduro por la detención de líderes de la oposición y pide la puesta en libertad de los mismos.