Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gingrich gana las elecciones primarias republicanas en Carolina del Sur

Gingrich gana las elecciones primarias republicanas en Carolina del SurReuters

El ex presidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich se ha proclamado vencedor este domingo de las elecciones primarias republicanas en el estado de Carolina del Sur al recabar el 40,4 por ciento de los votos.

Contra todo pronóstico, Gingrich, tal y como han vaticinado horas antes las encuestas a pie de urna, ha relegado a los dos principales favoritos, el ex gobernador de Massachusetts Mitt Romney y el ex senador por Pennsylvania Rick Santorum, al segundo y tercer lugar con el 27,9 por ciento y el 17 por ciento de los votos, respectivamente, según han recogido las principales cadenas norteamericanas.
   Con el 99,5 por ciento de las papeletas escrutadas, Gingrich ha recibido un total de 242.417 votos, 75.000 más que Romney y mucho más del doble que Santorum. El congresista por Texas, Ron Paul, ha obtenido el trece por ciento de los votos, quedando en cuarto lugar.
   El ex empresario salpicado por una serie de escándalos sexuales, Herman Cain, que aseguró que concurriría a las primarias con una "candidatura poco convencional", ha recibido el 1,1 por ciento de los votos. A siete décimas se ha situado el gobernador de Texas, Rick Perry. Le ha seguido el ex embajador estadounidense en China Jon Huntsman con el 0,2 por ciento de las papeletas y, finalmente, en último lugar, la representante del movimiento ultraconservador Tea Party y congresista por Minnesota Michelle Bachmann con el 0,1 por ciento. No obstante, Bachmann se retiró de la carrera electoral tras su derrota en el 'caucus' de Iowa.
   Sobre el mapa, la victoria de Gingrich ha sido aplastante, puesto que solo ha cedido ante Romney en tres de los 46 condados de los que se compone el estado de Carolina del Sur.
   De esta forma, los tres principales candidatos republicanos a encabezar el partido de cara a las presidenciales de noviembre han ganado una cita con las urnas cada uno: Santorum en Iowa, tal y como se confirmó este sábado; Romney en New Hampshire y Gingrich en Carolina del Sur.

SANTORUM, ROMNEY Y PAUL SIGUEN ADELANTE

   Uno de los principales derrotados ha sido Santorum, cuyas expectativas no dejaban de ser alagüeñas en un estado cuya población mayoritariamente se declara cristiana evangelista, la corriente religiosa que profesa el ex senador de Pennsylvania, y, máxime, tras recibir el apoyo explícito del más importante de los 'lobbies' evangelistas. Así pues, el equipo de Santorum ha emitido un comunicado en el que subrayan que "no se retirará de la carrera" hacia la Casa Blanca "sin importar cómo acabe la noche para Santorum".
   En unas declaraciones realizadas a la CNN, Santorum ha alegado que Gingrich estaba en una mejor posición para ganar el 'caucus' en Carolina del Sur y se ha justificado al aducir que su campaña no estaba "en posición de hacer mucho sobre el terreno" en este estado. "No puedo estar contento con cómo han ido las cosas", ha añadido.
   Sin embargo, Santorum ha enfatizado que "esta va a ser una larga campaña de primarias", ya que "todavía quedan muchas cosas por hacer". Los resultados de los sondeos a pie de urna muestran que Romeny no es el candidato invencible que parecía ser, ha afirmado Santorum, que ha calificado la victoria de Gingrich de "una patada en el culo", según ha informado el diario estadounidense 'The Hill'.
   Por su parte, el vencedor del 'caucus' de Carolina del Sur ha hecho bandera de su enérgica campaña electoral y ha ensalzado el hecho de que, en esta ocasión, la política haya vencido a la logística, en alusión a la mayor cantidad de donaciones de las que ha dispuesto Romney.
   "No tenemos el dinero que tiene al menos uno de los candidatos, pero de verdad tenemos ideas y también gente", ha manifestado Gingrich, en una comparecencia de 22 minutos de duración en la que se ha focalizado en lanzar un fuerte ataque contra el presidente Barack Obama, los "medios tradicionales", los jueces y las "demás élites".
   Por su parte, Romney también ha reincidido en el mensaje lanzado por Santorum y ha remarcado que "todavía quedan muchas primarias". El ex gobernador de Massachusetts ha asegurado que seguirá adelante con su política y ha descartado "abandonar la competición" porque, dice, "hace a todos mejores y fortalecerá nuestra campaña". No obstante, ha reprochado a Gingrich la ofensiva que emprendió contra él tras publicarse que tenía ingentes fondos en las islas Caimán y otros paraísos fiscales. "Aquellos que toman las armas del día de antes encontrarán que se volverán contra el en el día de mañana", ha sostenido Romney.
   No en vano, según ha recogido la cadena de noticias Fox News, los asesores de Romney ya aventuraron este resultado debido a los últimos escándalos por evasión de impuestos en paraísos fiscales en los que se ha visto envuelto el más moderado de los candidato. Gingrich ha sido el más beneficiado de todos por el cumplimiento de sus deberes con Hacienda, a pesar de sus abultados emolumentos, han subrayado varios medios norteamericanos. Dichos vaticinios, sin embargo, nunca se han visto reflejados en las encuestas de intención de voto.
   En 2008, el candidato republicano a la Presidencia, John McCain, se proclamó vencedor en el 'caucus' de Carolina del Sur y sentó las bases de la consolidación de su ventaja con respecto a los demás candidatos en las primarias republicanas en la siguiente cita con las papeletas, Florida.    
   De hecho, el vencedor en el 'caucus' del Partido Republicano en Carolina del Sur siempre se ha convertido en el ganador de las primarias de la formación conservadora desde 1980.