Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El agresor de Notre Dame gritó "esto es por Siria”, en el momento de perpetrar el ataque

Un hombre armado con un martillo atacó a un agente de Policía frente a la catedral de Notre Dame antes de ser disparado y herido por los agentes. Según la policía francesa, “la situación ha sido controlada. Hay un policía herido y el agresor ya ha sido neutralizado”. De acuerdo con Gérard Collomb, ministro del Interior francés, el sujeto gritó "esto es por Siria" en el momento de perpetrar el ataque.

La Prefectura de París informó de que había "una intervención en curso de efectivos de la Policía" en la plaza frente a la emblemática catedral de Notre Dame. En un escueto mensaje en su cuenta de Twitter, la Prefectura instó a los ciudadanos a "evitar el sector".
El suceso se produce tres días después del atentado en el Puente de Londres, en el que hubo siete muertos, y a cinco días de la primera vuelta de las elecciones parlamentarias en Francia.
Según asegura el diario Le Figaro, había varias personas retenidas dentro de la catedral francesa. Un usuario de Twitter subió una foto desde dentro del recinto, señalando que todos estaban “a salvo”
En informaciones emitidas por la policía francesa “la situación ha sido controlada. Hay un policía herido y el agresor ya ha sido neutralizado”. Una fuente del Ministerio de Interior ha indicado a 'Libération' que el agresor ha resultado "alcanzado en el tórax" y que se desconocen por el momento tanto "su estado de salud como sus motivos". Por otra parte, el diario ha precisado que el agente, que estaba de servicio, ha resultado herido de carácter leve. De acuerdo con Gérard Collomb, ministro del Interior francés, el sujeto gritó "esto es por Siria" al momento de perpetrar el ataque.