Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Milagro bajo el mar

Un equipo de submarinistas busca los cadáveres de 12 tripulantes en un barco hundido, cuando, de pronto, uno de ellos descubre algo inesperado. Una mano le agarra con fuerza. Parece increíble pero a 30 metros de profundidad, 3 días después del naufragio, hay alguien vivo. Es Harrison, nigeriano, cocinero del barco. Aterrorizado, con medio cuerpo sumergido, sin comida, sin a penas nada que beber, completamente a oscuras y rodeado de los cadáveres de sus compañeros . Así ha logrado aguantar 62 horas gracias a una reserva de aire, a punto de agotarse. Los buzos le tranquilizan, le colocan la escafandra y un arnés y dentro de una cámara de aire le suben hasta la superficie. Un rescate en medio del oceano atlántico de un superviviente que supo arreglárselas para seguir respirando.