Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los 400 inmigrantes del Mediterráneo naufragaron al avistar un barco

La embarcación en la que viajaban los 400 inmigrantes que supuestamente se ahogaron esta semana en aguas del Mediterráneo naufragó después de que sus pasajeros se agolpasen en uno de los lados al avistar un barco, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

La tragedia se ha conocido por el testimonio de los supervivientes de esta embarcación, en la que viajaban al menos 500 inmigrantes. Estas personas relataron a las ONG, a su llegada a la isla italiana de Lampedusa, que al menos 350 o incluso 400 compañeros desaparecieron en aguas del Mediterráneo el pasado lunes.

Un portavoz de la OIM, Joel Millman, ha explicado que, según los testimonios de los supervivintes, "al menos un tercio de los pasajeros eran mujeres y niños". En el momento del hundimiento, "estaban en el interior del casco para intentar protegerse del frío".

"Cuando los hombres en cubierta se pusieron nerviosos y comenzaron a moverse porque un barco de rescate se estaba acercando, la embarcación se hundió y el agua llenó el casco. Las mujeres y los niños murieron inmediatamente", ha relatado.

De confirmarse los 400 ahogamientos, aumentaría a unos 900 los inmigrantes que han perdido la vida este año intentando llegar por mar a las costas de Europa. La Guardia Costera ha rescatado a casi 10.000 personas desde el fin de semana, 1.511 de ellas en 12 operaciones sólo el martes.

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, António Guterres, ha dicho estar "profundamente consternado" por el último naufragio y ha apuntado que esta tragedia "demuestra lo importante que es contar con un sólido mecanismo de rescate marítimo en el Mediterráneo central".

La operación de búsqueda y rescate Mare Nostrum, impulsada por Italia, concluyó el pasado mes de diciembre y ha sido reemplazada por otra de menor magnitud, Tritón, ya a nivel de la Unión Europea. Guterres ha advertido de que no cuenta con "una capacidad de rescate equivalente".

"Al mismo tiempo, tampoco se han reforzado los medios legales para que aquellos que necesitan protección puedan venir a Europa", ha añadido el máximo responsable de ACNUR en un comunicado.