Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos 40 muertos por el naufragio de otro barco lleno de inmigrantes

Al menos 40 personas han muerto por el naufragio de un barco con unos 400 inmigrantes a bordo frente a las costas libias, según ha informado la Armada italiana, que lidera la operación de búsqueda y rescate.

La embarcación ha sido localizada por el buque militar 'Cigala Fulgosi' al sur de la isla italiana de Lampedusa, a unos 34 kilómetros de la costas libias, donde ya se agolpan cientos de inmigrantes procedentes de África y Oriente Próximo.
A bordo iban unas 400 personas, de las cuales al menos 40 han muerto asfixiadas porque viajaban en la bodega. "Al llegar nuestros hombres se han encontrado una imagen de gran impacto emocional: había cadáveres sumergidos en agua, combustible y excrementos humanos", ha contado a la televisión italiana el capitán del 'Cigala Fulgosi', Massimo Tozzi.
Tozzi ha explicado que la causa de la muerte serían los gases que han inhalado del depósito de combustible los inmigrantes que viajaban en la bodega, una localización reservada para quienes pagan menos a las mafias de tráfico de personas para llegar a Europa.
El ministro del Interior, Angelino Alfaro, ha destacado en una rueda de prensa "el mérito" de la Armada italiana, que ha conseguido rescatar a 320 personas, entre ellas al menos una decena de niños, de acuerdo con la prensa local.
Médicos Sin Fronteras (MSF), por su parte, ha enviado al buque 'Dignity 1' al lugar del naufragio para ayudar en las tareas de rescate y dar asistencia sanitaria a los supervivientes, según ha informado la ONG en Twitter.
"La nueva tragedia de hoy no será la última, si no se resuelve el problema de Libia", ha dicho el titular de la cartera de Interior, en un nuevo llamamiento del Gobierno de Matteo Renzi a la comunidad internacional.
 En lo que va de año, al menos 2.300 inmigrantes y solicitantes de asilo han perdido la vida intentando alcanzar las costas europeas, según el último balance difundido por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).
Libia, en medio de la peor crisis que ha sufrido desde la caída del régimen de Muamar Gadafi, se ha convertido en la principal plataforma de salida hacia Europa para quienes intentan huir de la escalada de violencia en la región.