Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mueren un soldado y trece terroristas en operaciones del Ejército de Pakistán en las FATA

El Ejército de Pakistán ha anunciado este jueves la muerte de un militar y trece terroristas en las operaciones llevadas a cabo durante la jornada en las Zonas Tribales de Administración Federal (FATA).
"Durante un intercambio de disparos, el soldado Sepoy Abdul Jabar ha entregado su vida por la patria", ha indicado en un comunicado, agregando que el Ejército ha "limpiado" 90 kilómetros cuadrados en la zona.
El Ejército paquistaní anunció recientemente el inicio de una operación a gran escala contra el grupo yihadista Estado Islámico en las FATA, situadas en la frontera con Afganistán.
Se trata de la llamada 'Operación Jíber-4', concentrada especialmente en el valle del Rajgal, según informó el director general del ISPR (el comité de Relaciones Públicas Interservicios), el general Asif Ghafur.
"Se trata de la zona más crítica de todas las FATA", indicó el general, antes de garantizar que el Ejército afgano prestará su colaboración en el caso de que los yihadistas intenten escapar de la operación atravesando la frontera.
"Sin embargo, no se permitirá la entrada en nuestro país a una fuerza extranjera. Todas las operaciones serán desarrolladas por las fuerzas de seguridad paquistaníes", declaró.
"Esta operación era necesaria porque Estado Islámico se estaba enquistando en esta zona y hay que detenerlo", indicó Ghafur, destacando la complicada orografía de un lugar rodeado por montañas de hasta 5.000 metros de altura, repletas de cuevas y otros escondites.
"Una vez que esta operación haya terminado", añadió el portavoz, que no ha dado un plazo concreto para su finalización, "aseguraremos la frontera por nuestro lado y eliminaremos estos escondites".
La operación se enmarca en la 'Operación Radd-ul-Fasaad' (Operación Eliminación de la Discordia) lanzada en febrero tras una serie de atentados en el país con el objetivo declarado de eliminar "la amenaza latente del terrorismo".