Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mueren trece soldados en combates con los talibán en la provincia de Kandahar

Al menos trece soldados afganos han muerto y otros ocho han resultado heridos este jueves en combates con los talibán en la localidad de Maiwand, en la provincia de Kandahar (sur), tras un ataque de los insurgentes contra varios puestos de control del Ejército.
El portavoz del gobierno provincial, Samim Jpalwak, ha asegurado que "cientos" de talibán atacaron los puestos en el área de Jagram, desencadenando unos enfrentamientos que han durado varias horas.
Jpalwak ha indicado que los insurgentes han sufrido "grandes bajas", si bien no ha dado un balance de víctimas, según ha informado la agencia afgana de noticias Pajhwok.
Los talibán no se han pronunciado por el momento sobre lo ocurrido, en medio del aumento de sus ataques contra las fuerzas de seguridad en la provincia. El martes murieron diez soldados en un ataque de los insurgentes en la localidad de Shah Walikot.
Los talibán anunciaron a finales de abril el inicio de su ofensiva de primavera, que tiene por nombre de 'Operación Mansuri', en honor a su antiguo líder, el mulá Ajtar Mansur.
Los insurgentes destacaron que "uno de los objetivos clave serán las fuerzas extranjeras, sus instalaciones militares y de Inteligencia y la eliminación de sus mercenarios locales (las fuerzas de seguridad)".
"El enemigo será atacado, acosado, asesinado o capturado hasta que abandone sus últimos puestos", remachó el portavoz de los talibán, Zabihulá Muyahid, prometiendo una mezcla de tácticas tradicionales, de guerrilla y atentados suicidas.
En respuesta, el jefe ejecutivo (primer ministro) de Afganistán, Abdulá Abdulá, recalcó que los talibán "fracasarán un año más", resaltando que "no es la primera vez que anuncian una ofensiva contra el pueblo afgano".
"Me gustaría garantizar a nuestro pueblo que las heroicas fuerzas de seguridad no sólo les protegerán, sino que destruirán a sus enemigos y fomentarán las vías para lograr la paz", remachó.