Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mueren siete personas en un ataque con artillería en Deir Qanun, cerca de Damasco

Al menos siete personas han muerto y otras 27 han resultado heridas este domingo en un ataque con artillería achacado al Ejército de Siria en la localidad de Deir Qanun, situada en el valle de Barada, en los alrededores de Damasco.
El Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, con sede en Londres e informantes en el país árabe, ha tildado lo ocurrido de "masacre" y ha advertido de que el balance de víctimas mortales podría aumentar en las últimas horas.
Los combates en el valle de Barada estallaron el 22 de diciembre, debido al corte del suministro de agua en la zona hacia la capital, lo que el Gobierno achacó a los rebeldes presentes en la zona.
Sin embargo, los rebeldes acusan al Ejecutivo de intentar alcanzar por la fuerza lo que no han conseguido con la negociación, en el marco de los acuerdos que el Gobierno y la oposición están firmando para despejar los alrededores de la capital.
Naciones Unidas ha advertido de que el sabotaje del suministro de agua es un crimen de guerra, recordando que la canalización afectada supone el 70 por ciento del suministro de agua en la capital de Siria.
La semana pasada, la ONU cifró en 10.000 el número de desplazados a causa de los combates en la zona, entre ellos 7.500 que se han registrado con la Media Luna Árabe Siria en las zonas que controla el Gobierno.