Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere una persona durante las protestas en Charlotte por la muerte de un negro a manos de la Policía

El jefe del departamento de Policía de Charlotte-Mecklenburg (Carolina del Norte), Kerr Putney, ha confirmado este miércoles por la noche que al menos una persona ha muerto durante las manifestaciones que se están llevando a cabo en protesta por la muerte de un afroamericano de 43 años a manos de un agente.
"Podemos confirmar que tenemos un alcanzado por un disparo", ha confirmado Putney durante una entrevista retransmitida por la cadena Fox desde el lugar de los hechos. "La última información que tenemos es que esa persona ha muerto en el lugar", ha explicado.
La muerte de Keith Lamont Scott tuvo lugar cuando este martes por la tarde, y las circunstancias que rodean este suceso han suscitado numerosas protestas en la localidad.
Según las autoridades policiales, Scott se bajó de su vehículo con un arma, por lo que los agentes dispararon contra él. No obstante, miembros de la familia del fallecido indican que llevaba en la mano un libro.
Tras el suceso, decenas de personas salieron a manifestarse para denunciar la actuación policial y se registraron enfrentamientos con los agentes de la Policía desplegados en el lugar en el que fue abatido a tiros.
Este miércoles por la mañana, los manifestantes han bloqueado la autovía Interestatal 85, donde han robado cajas de caminos y han provocado varios incendios antes de que la Policía empleara granadas de humo para intentar dispersarles, según ha informado la filial de la cadena ABC en Charlotte.
Si bien el último año ha sido muy activo en cuanto a protestas contra la actuación policial hacia las comunidades afroamericanas del país, la polémica se ha incrementado en los últimos días, tras la muerte de Scott tan solo una semana después de que otro incidente acabara con la muerte de un negro desarmado, en un capítulo que quedó registrado por las cámaras de seguridad.