Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere un niño y más de 800 personas sufren intoxicación alimentaria en un campamento de desplazados cerca de Mosul

Al menos un niño ha muerto y otras 800 personas han sufrido intoxicación alimentaria en un campamento de desplazados ubicados en el norte de Irak tras ingerir comida entregada por una ONG qatarí con motivo de la ruptura del ayuno por el Ramadán.
Según las informaciones recogidas por la cadena de televisión kurda Rudaw los afectados son residentes del campamento Hassansham U2 a los que se entregó comida de un restaurante de Erbil, capital de la región semiautónoma del Kurdistán iraquí.
El supervisor del campamento por parte de la Fundación de Caridad Barzani, Rizgar Obed, ha indicado que el número de afectados podría ascender a 900. Por su parte, el director del Departamento de Sanidad de Erbil, Saman Barzinji, ha indicado que se han registrado un totla de 752 casos.
La comisa entregada estaba compuesta por judías, arroz, pollo y una bebida de yogur. La mayoría de los afectados son niños y ancianos que presentan dolor es estómago y vómitos.
El alcalde de Erbil, Nabaz Abdulhamid, ha indicado que el propietario del restaurante ha sido arrestado tras el incidente. Las autoridades han enviado 40 ambulancias al lugar, situado 30 kilómetros al este de Mosul.
El campamento, abierto por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en mayo, tiene capacidad para cerca de 9.000 eprsonas.