Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mosul, una semana después de ser liberada por el Ejército iraquí

Una semana después de la reconquista de Mosul  puede que la lucha haya acabado, pero la crisis humanitaria continúa. 700.000 personas  han huido de  una muerte casi segura y la mitad de ellos, malviven en 19 campamentos abrasados por el calor esperando volver algún día a lo que fueron sus casas. Según naciones unidas 200.000 desplazados han regresado ya, pero no encuentran nada en pie.  Por eso las organizaciones humanitarias  han pedido al Gobierno que no obligue a los refugiados a regresar a Mosul hasta que se reparen las infraestructuras básicas. Otro de los desafíos es recuperar la diversidad étnica y religiosa que los yihadistas se encargaron  de destruir ensañándose con los chiíes, los cristianos y otras minorías como los yazidíes.