Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Moscú lamenta las nuevas sanciones de EEUU y dice que no se prepara un encuentro entre Putin y Trump

El Gobierno ruso ha lamentado este miércoles las nuevas sanciones aprobadas por Estados Unidos contra Rusia y no ha descartado adoptar medidas en represalia, al tiempo que ha indicado que por ahora no se está preparando un encuentro entre el presidente, Vladimir Putin, y su homólogo estadounidense, Donald Trump.
"Es lamentable que hasta el momento se apueste por las sanciones (...) una política lejos de la voluntad política real para solucionar el problema ucraniano", ha sostenido este miércoles el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov.
Preguntado por los periodistas sobre si Moscú prepara medidas de respuesta a Washington, ha dicho que el principio de reciprocidad es el instrumento más importante en estos casos. "Los expertos formulan diversas variantes", ha añadido, según informa la agencia Sputnik.
En este sentido, ha instado a Washington a no olvidar que Ucrania vive una "guerra civil" al evaluar la posibilidad de suministros de armas letales a este país, en referencia a las informaciones de que el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, examinó el martes durante su visita a Estados Unidos el posible suministro de armas a Kiev.
Por otra parte, ha señalado que por ahora no se está preparando una eventual reunión entre Putin y Trump durante la cumbre del G-20 en Alemania el próximo mes de julio. "Por ahora no hay acuerdos concretos o preparativos", ha aseverado, si bien no ha descartado que "de una u otra manera (ambos) se reúnan en el marco de la cumbre".
Hace unos días, Peskov había indicado que Putin y Trump podrían mantener su primer encuentro desde la llegada del segundo a la Casa Blanca durante la cumbre del G-20 los próximos 7 y 8 de julio en Hamburgo.