Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Moscú llama a la reactivación de una 'hoja de ruta' para consolidar el alto el fuego en el este de Ucrania

El ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, ha pedido este jueves que se aceleren los protocolos para elaborar la 'hoja de ruta' que ponga definitivamente en práctica los acuerdos alcanzados en la capital de Bielorrusia, Minsk, el año pasado, para cimentar el alto el fuego en el este de Ucrania.
"Esperamos que este trabajo sea acelerado ya que el proceso se está retrasando", ha señalado Lavrov en una rueda de prensa con su homólogo alemán, Sigmar Gabriel, en declaraciones recogidas por la agencia oficial de noticias rusa, RIA Novosti.
El ministro de Exteriores añadió que Rusia se guía por las decisiones que los líderes del llamado cuarteto de Normandía, compuesto por Alemania, Francia, Rusia y Ucrania, tomaron en octubre de 2015 en París y en octubre de 2016 en Berlín.
El diplomático ruso explicó que estas decisiones destacan la necesidad de cooperar de manera simultánea para implementar las obligaciones en el ámbito político y de seguridad.
"Para consolidar esta sincronía, y acordar las medidas correspondientes, los asesores para la política exterior de los líderes del cuarteto de Normandía están trabajando sobre la llamada hoja de ruta para implementar los acuerdos de Minsk", ha hecho saber.
El 19 de octubre de 2016, en la cumbre del Cuarteto de Normandía celebrada en Berlín, se aprobó una propuesta para elaborar una 'hoja de ruta' para el arreglo en Donbás, la región del este de Ucrania que agliutina a las repúblicas separatistas de Donetsk y Lugansk.
Este documento estaba amparado en la llamada "fórmula Steinmeier", ofrecida por entonces ministro de Exteriores alemán, el actual presidente del país, Frank-Walter Steinmeier, para encontrar vías de implementación de los acuerdos de Minsk que fueron aceptables para todos.