Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rusia acusa a la UE de "divorciarse de la realidad" al imponer otra ronda de sanciones

La UE confirma que las sanciones a Rusia serán efectivas en horasEFE

Rusia ha considerado que la Unión Europea se ha "divorciado de la realidad" al imponer otra ronda de sanciones a Rusia, reflejadas en la restricción de viaje y congelación de activos a otros 12 ciudadanos rusos y ucranianos, por las acciones del país en la península de Crimea.

"Es una lástima que el Consejo Europeo haya decidido divorciarse de la realidad. Creemos que es hora de volver a una cooperación pragmática que sirva a los intereses de nuestros países. Sin embargo, está claro que Rusia se reserva el derecho de dar una respuesta adecuada a la acción emprendida", según un escueto comunicado del Ministerio de Exteriores ruso.
En otra nota de acompañamiento, también publicada, el Ministerio ha declarado su esperanza de que la futura misión de observación de la OSCE sirva para resolver la "crisis interna en Ucrania" y "detener el bandolerismo nacionalista y las tendencias ultra-radicales de erradicación".
La decisión de enviar la misión, adoptada por unanimidad por los 56 integrantes de la organización, tiene como objetivo que este grupo supervise sobre el terreno las situaciones de Derechos Humanos y seguridad. La delegación, que tendrá su base en Kiev, estará compuesta inicialmente por cien observadores civiles pero podría ampliarse con otros 400.
Inicialmente, la misión analizará la situación en nueve lugares, incluida la ciudad de Donestsk, situada en el este del país y corazón de la Ucrania rusófona. El texto aprobado este viernes no hace mención alguna a la península de Crimea, recién anexionada a la Federación Rusa.
En este sentido, Rusia espera que la misión favorezca "la reconciliación nacional y el respeto por los derechos sociales, políticos, lingüísticos, educativos, culturales y religiosos de las personas en todas las regiones de Ucrania".