Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ministra belga aboga por relajar los objetivos de clima de Bélgica tras la ruptura de Trump con París

La ministra de Medio Ambiente belga, Marie-Christine Marghem, ha abogado este martes por relajar el objetivo de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero de Bélgica, una postura de la que ya se ha desmarcado el Gobierno del país y que llega cinco días después de que Donald Trump anunciase la salida de Estados Unidos del acuerdo internacional contra el cambio climático de París.
"La Comisión europea tiene poco en cuenta el hecho de que somos un país de tránsito con muchos camiones extranjeros y con una infraestructura envejecida", ha expresado la portavoz de la ministra en unas declaraciones recogidas por la prensa local. "Esa es la razón por la que debemos negociar a nivel europeo para reducir este objetivo del 35 por ciento", ha añadido.
El reparto de esfuerzos de reducción de dióxido de carbono (CO2) entre los países de la Unión Europea exige a Bélgica un recorte del 35% para 2030 en los sectores del transporte, la agricultura, la vivienda y la gestión de residuos.
Estos sectores son responsables de cerca del 60% de las emisiones totales de la UE y el objetivo del bloque comunitario es reducirlas en un 30% en 2030. La meta global de la UE para ese mismo año es recortar sus emisiones totales en un 40% con respecto a 1990.
No obstante, el Gobierno federal ha salido al paso de estas declaraciones de la ministra afirmando que no representan la posición del Ejecutivo. "Sabemos que se trata de objetivos climáticos muy ambiciosos, pero vamos a hacer todo lo posible para adherirnos", ha asegurado a la agencia Belga el portavoz del primer ministro Charles Michel, que pertenece al mismo partido político que la ministra de Medio Ambiente, el Movimiento Reformador.
Trump confirmó el pasado jueves la ruptura de su Gobierno con el Acuerdo de París contra el cambio climático y abogó por negociar un documento más favorable y "justo" para su país. Sin embargo, la UE ya destacó que el tratado no es "renegociable", en palabras del comisario de Energía y Acción Climática, Miguel Arias Cañete.