Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un jugador de fútbol americano besa a su novio tras ser elegido como jugador de la NFL

Mike Sam besa a su novio en televisióncuatro.com

Michael Sam se ha convertido en el primer jugador de la liga de fútbol americano, NFL, en reconocer públicamente su homosexualidad y ser elegido por un equipo profesional de la liga. Ha mostrado su alegría compartiendo un  beso con su novio en directo en un programa de televisión.

En un climax dramático del ‘draft’ de la NFL, el canal de deportes ESPN grabó a un emocionado Sam al recibir la llamada del entrenador del equipo St Louis Rams para decirle que había sido seleccionado para formar parte del equipo.  Incapaz de contener su emoción, Sam se volvió a su novio, Vito Cammisano, para besarle en directo, informa The Independent.
Sam continuó celebrando las noticias con su familia y amigos. Así, ambos volvieron a besarse mientras compartían una tarta.  Sam ‘salió del armario’ el pasado febrero.
La mayoría de las respuestas en los medios sociales al beso de Sam han sido positivas por el significado de la decisión de los Rams al elegir para su equipo a un hombre que se ha declarado abiertamente gay.
La famosa presentadora Ellen Degeneres tuiteó "muy orgullosa de @STLouisRams por mostrar que no hay nada que temer. Felicidades @MikeSamFootball".
La noticia provocó celebraciones en la comunidad gay de todo EEUU, con ‘draft parties’ en bares gays de todo el país.
Sin embargo, también ha habido reacciones en contra del beso y la selección de Sam, por ejemplo de la Iglesia Bapista Westboro, conocida por sus opiniones homofóbicas extremas, que tuiteó que el beso de Mike Sam era un "pecado".
En declaraciones posteriores, Sam señaló que llevaba esperando este momento desde hacía mucho tiempo y que estaba "determinado a ser grande". Al preguntarle por los posibles detractores, Sam replicó que "es fútbol. ¿Puede jugar al fútbol? Sí, puedo".