Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Polémica en Chicago en torno a una instalación sobre la muerte de Michael Brown

Polémica en Chicago en torno a una instalación sobre la muerte de Michael Browncuatro.com

Activistas han criticado una exposición que ofrece una instalación de tamaño natural del cadáver de Michael Brown en el momento en que fue hallado tras ser asesinado a tiros por un policía en Ferguson, en EEUU.

La obra, de la artista blanca de Nueva Orleans Ti-Rook Moore, ha sido calificado por el padre de Brown como “repugnante e inquietante”. Michael Brown Senior se queja de que la escultora no le consultó sobre el tema de su creación, informa The Independent.
La polémica obra es una de las 50 piezas que se exhiben en la Galería Guichard en Chicago bajo el nombre de Confronting Truths: Wake Up!
La artista explica que su trabajo representa “los privilegios de los blancos en América y cómo afecta negativamente en la comunidad negra ahora y en las generaciones siguientes”.
Otras piezas en la exposición incluyen un gran lienzo blanco en el que se puede leer  "privilegio blanco, el último reducto del desprecio psicológico", un letrero de neóncon la expresión ‘Strange Fruit’, una referencia a la canción de Billie Holiday sobre linchamientos racistas, y una bandera confederada adornado con el nombre de las nueve víctimas de la masacre Charleston.
Pero la decisión de Moore de crear una réplica del cadáver de Brown ha dado lugar a acusaciones de que la artista se ha apropiado indebidamente de "cuerpos negros".
En la revista cultura afroamericana ‘The Root’, Kirsten West Savali señala que la obra de Moore es una "definición en trabajo de los privilegios de los blancos".
"Los artistas blancos creen que pueden reclamar la propiedad artística de la muerte negra, mientras que reniegan de su culpabilidad blanca y son aplaudidos por su  ‘valentía’," indica.
El padre de Brown también ha criticado que la artista no le pidiera permiso sobre el trabajo, mientras Moore ha dicho que se debió a la falta de comunicación.
La madre de Brown, Lesley McSpadden, asistió a la noche de inauguración de la exposición, pidiendo a los galeristas que taparan la obra sobre su difunto hijo. Es una de las pocas obras de arte en la exposición que no está en venta.