Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Merkel insta a Putin a estabilizar la tregua en Ucrania para implementar los acuerdos de Minsk

La canciller de Alemania, Angela Merkel, ha instado este jueves al Gobierno ruso a estabilizar el frágil alto el fuego en Ucrania en aras de acelerar la implementación de los acuerdos de Minsk, según ha informado un portavoz del Gobierno alemán.
Según el Gobierno alemán, Merkel ha manifestado la importancia de seguir trabajando en la línea de los acuerdos firmados en 2015 para lograr el cese definitivo de los enfrentamientos entre las fuerzas ucranianas y los separatistas prorrusos en el este de Ucrania.
Para ello, la canciller alemana y el presidente ruso, Vladimir Putin, han acordado, tras mantener una conversación telefónica, el calendario de reuniones del Cuarteto de Normandía, compuesto por Alemania, Rusia, Ucrania y Francia para resolver el conflicto.
"Hemos acordado el calendario de nuevos contactos del Cuarteto de Normandía. Durante la conversación, hemos subrayado la conveniencia de sincronizar los esfuerzos en materia de seguridad", ha informado el Kremlin en un comunicado, recogido por la agencia de noticias Sputnik.
Según la Presidencia rusa, los mandatarios discutieron la problemática ucraniana "desde la perspectiva de una intensificación de la labor para lograr la implementación completa de los acuerdos". En relación con la seguridad en la zona, Putin y Merkel han destacado el papel de la misión especial de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) a la hora de supervisar el cumplimiento de la tregua.
Putin ha manifestado que mantiene la esperanza de que las fuerzas ucranianas se abstengan a la hora de llevar a cabo cualquier tipo de provocación en la zona del conflicto, según el Kremlin.
En abril de 2014, Ucrania lanzó una operación militar en las provincias de Donetsk y Lugansk, donde las hostilidades han dejado más de 9.600 muertos y más de 22.400 heridos, según datos de la ONU.