Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mateo Renzi recuerda que han muerto "personas, no números"

Mateo RenziEFE

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, ha recordado que los inmigrantes que viajaban en la embarcación siniestrada en el Mediterráneo eran "personas, no números" y ha pedido ayuda a los países vecinos para impedir que se repitan este tipo de tragedias.

"Tenemos que dejar de pensar que han muerto números, han muerto personas: mujeres, hombres y niños", ha afirmado Renzi en rueda de prensa tras un consejo de ministros extraordinario con motivo del naufragio.
Renzi ha explicado que aún es difícil saber qué ha ocurrido exactamente, pero ha destacado "el trabajo que está haciendo Italia en condiciones de casi soledad, a veces en compañía de otros países". "Es objetivamente extraordinario".
El mandatario italiano ha destacado que 18 barcos, 7 de ellos buques militares italianos, han sido movilizados para intentar rescatar a los náufragos y ha anunciado el compromiso del Gobierno de recuperar la embarcación. Para Renzi, el "verdadero problema" es "la nueva esclavitud" de los "traficantes de personas".
Como solución, Renzi ha apelado a Europa para que "no nos dejéis solos". "Es una cuestión política, de dignidad del hombre. Hay que detener este tráfico de seres humanos", ha afirmado. Por ello, ha informado de que ha pedido un Consejo Europeo extraordinario "porque tiene que surgir la solidaridad de la vecindad de Europa mostrada en otras ocasiones".
Renzi ha cancelado sus actos de campaña electoral para regresar a Roma, donde ha celebrado un consejo de ministros extraordinario para abordar la situación de los inmigrantes tras el naufragio.