Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Manifestantes proeuropeos desafían a la Policía en el centro de Kiev

Yanukóvich se ha reunido con sus tres antecesores para buscar una salida a la crisisEFE

En torno a 2.000 manifestantes ucranianos han desafiado a la Policía ucraniana este martes después de haber sido desalojados de los principales edificios gubernamentales y se mantienen firmes en una tienda de campaña improvisada en el centro de Kiev, al mismo tiempo que Estados Unidos y la Unión Europea envían a sus principales diplomáticos para reducir la tensión en el país. Por su parte, Yanukovich se ha reunido con tres expresidentes ucranianos que le han antecedido en el cargo para intentar encontrar una base con el objetivo de ampliar las negociaciones con los partidos de la oposición.

Decenas de efectivos antidisturbios de la Policía ucraniana desmantelaron este lunes las barricadas levantadas por los manifestantes proeuropeos en el edificio de la Presidencia, en las sedes del Ejecutivo y en el Parlamento.

Sin embargo, los manifestantes, que rechazan la nueva decisión del presidente, Viktor Yanukovich, de estrechar sus lazos con Rusia, se han reagrupado en la Plaza de la Independencia, en el centro de Kiev, donde han levantado una tienda de campaña provisional.

Yanukovich se ha reunido con tres expresidentes ucranianos que le han antecedido en el cargo para intentar encontrar una base con el objetivo de ampliar las negociaciones con los partidos de la oposición.

Entre tanto, la subsecretaria de Estado de Estados Unidos, Victoria Nuland, ha viajado a Kiev, tras sus conversaciones en Moscú donde ha manifestado la "profunda preocupación" de su Gobierno sobre la situación de Ucrania. Nuland ha instado a Rusia a que utilice su influencia sobre el país europeo para intentar alcanzar "una solución política".

Por su parte, la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton, también llegará este martes a Ucrania con el objetivo de apoyar una salida política a la crisis actual.

Asimismo, el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha manifestado al primer ministro a través de una llamada telefónica su "preocupación" por la situación y le ha pedido que dé paso a un diálogo con los líderes de la oposición para desarrollar una vía de consenso.

Continúan las protestas

Los manifestantes, que temían que el despliegue de los agentes antidisturbios llevado a cabo este lunes formara parte de un plan para aplastar las protestas, no se han tenido que enfrentar a la violencia que habían visto la semana anterior, cuando decenas de personas resultaron heridas.

Ilya Shutov, un exminero de la ciudad de Donetsk, en el este del país, ha asegurado que los manifestantes se quedarán hasta que Yanukovich abandone su puesto.

"Apoyamos el acuerdo de asociación con la Unión Europea porque creemos que forzaría a nuestras autoridades a ser civilizadas. Su rechazo a Europa es el rechazo a ser civilizado", ha añadido.

"Nos quedaremos hasta el final para defender nuestros derechos", ha confirmado Sergei Kuzan, un abogado que forma parte de un equipo autodesignado para mantener la seguridad en las barricadas de la principal acampada de Kiev. "Mi tarea es que la Policía no pase, ni tampoco los provocadores", ha explicado.

La vigilia desde el campamento es una táctica que ya se había utilizado durante la Revolución Naranja de 2004, gracias a la cual se impidió que Yanukovich accediera a la presidencia de forma fraudulenta.