Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cinco detenidos por desnudarse en una montaña sagrada y “perturbar a los dioses”

Cinco turistas detenidos por desnudarse en una montaña sagrada y “perturbar a los dioses”Facebook

Cinco turistas han sido detenidos por posar desnudos en la cima de una montaña sagrada en Malasia. Los arrestados son una joven británica, tres jóvenes canadienses y un holandés que están acusados de “perturbar a los dioses” con su ofensa y provocar así un terremoto que causó la muerte de 18 personas. Ahora se enfrentan a una pena de tres meses de prisión.

Según informa el diario The Telegraph, el grupo de turistas había realizado un trekking en la montaña de Kinabalu, considerada sagrada por los malasios. La denuncia oficial cuenta que mientras el grupo regresaba de la cumbre pararon en un punto del camino y “comenzaron a quitarse la ropa, haciendo caso omiso de su guía que les advirtió que no lo hicieran”.
El guía asegura que “no pudo detenerlos y le insultaron. Incluso se hicieron una foto de grupo y un selfie. Después se vistieron y regresaron al albergue de mochileros”.
El guarda del parque natural de Kinabalu fue el que denunció los hechos y dos días después fueron detenidos la británica, Eleanor Hawkins de 24 años, dos hermanas canadienses, Lindsey y Danielle Peterson de 22 y 23 años, y Dylan Snel, un holandés de 23 años.
Días después fue detenido otro canadiense, Emil Kaminski, de 33 años. El grupo lo formaban otros cinco turistas que están siendo buscados por la policía.
Tan Sri Alfred Jabu, primer ministro del estado de Sarawak, les ha culpado del terremoto que ocurrió días después en la montaña como consecuencia del cual murieron 18 personas. "Algunos lugares tienen su propio contexto histórico y son sagrados para la comunidad local y, como tal, los visitantes de estos lugares deben respetarlos”, ha dicho.
Los líderes tribales de la zona han pedido a los turistas occidentales 10 cabezas de búfalo “para apaciguar al protector de la montaña”. “De acuerdo con las creencias locales”, explica en el citado diario, “el espíritu de la montaña está muy enojado, los turistas han enfurecido a los guardianes de la montaña”.
Los turistas volverán a declarar en unos días y sabrán a qué cargos se enfrentan.