Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maduro reconoce que la economía venezolana decreció un 2,8% en 2014

Nicolás MaduroReuters

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha indicado que la economía venezolana decreció un 2,8% en 2014 y que la inflación en el país petrolero cerró el año por encima del 64 por ciento, pese a lo que ha insistido en la defensa del "modelo socialista" para mantener "una distribución justa de la riqueza".

"En 15 años de la Revolución Bolivariana, el 60 por ciento del ingreso petrolero se ha invertido en el buen vivir del pueblo", ha explicado el presidente tras referirse a la fuerte caída de los precios del crudo --que se sitúa en 38 dólares por barril--, principal fuente de ingresos del Gobierno de Venezuela. "El barril de petróleo a 100 dólares no volverá", ha señalado.
Así, pese a las malas cifras, Maduro ha insistido en que el modelo socialista se ha consolidado y ha permitido hacer frente "a la embestida de la guerra económica perpetrada por actores foráneos y locales", en referencia, principalmente, a Estados Unidos y a los opositores venezolanos, a quienes ha acusado de promover "desestabilización y violencia".
"Guerra económica interna, contrabando de extracción, instalación de grupos financiados por sectores de la economía criminal para atacar las redes de logística y distribución, acaparamiento", ha denunciado el jefe de Estado, que ha acusado a la "burguesía parasitaria" de estos hechos, advirtiendo de que "están jugando con la paciencia del pueblo de Venezuela".
Durante su discurso ante la Asamblea Nacional para ofrecer su Memoria y Cuenta 2014, que comenzó con un recuerdo al fallecido diputado 'chavista' Robert Serra, el presidente ha cargado contra los legisladores opositores, aludiendo a su "falta de reflexión política" después de que en 15 años no hayan logrado "capacidad para conectarse con el deseo mayoritario del pueblo".
"Son 15 años de fracaso de la misma estrategia, no sólo político, sino humano. Nosotros somos la garantía de paz de esta república. Somos la columna vertebral sobre el que se ha construido la nueva independencia, un nuevo modelo social", ha añadido Maduro, quien ha recordado que el oficialismo está al frente del 75 por ciento de los gobiernos locales.
REVISIONES A LOS MAYORISTAS
En este contexto, el presidente ha anunciado ante los parlamentarios venezolanos una "gran ofensiva de revisión" de las cadenas de distribución y comercialización de productos de primera necesidad, que comenzará este mismo jueves. "El que quiera sabotear vamos a apretar con la ley todo lo que podamos", ha apostillado.
Para incidir en esta lucha contra el acaparamiento de productos, se ha anunciado también la creación de un equipo especial de diálogo, debate y asesoría del Estado Mayor Económico, que estará coordinada por el presidente de Fedeindustria, Miguel Pérez Abad, y contará con diversos economistas como asesores, según ha informado la agencia estatal venezolana, AVN.
"El presupuesto nacional lo vamos a cumplir completo y no le va a faltar ni un bolívar a ninguna escuela, ninguna universidad, ningún centro deportivo de cultura ni de salud", ha agregado Maduro, ante las dudas de que la mala situación económica que atraviesa el país pudiese derivar en un recorte a sus programas sociales.
En este sentido, durante su mensaje anual ante la Asamblea Nacional, ha destacado que la tasa de desempleo se sitúa en un 5,9 por ciento, "la más baja desde que se registra ese indicador" y ha asegurado que "durante 15 años el gobierno ha realizado 28 incrementos en el salario, iguales o por encima de la inflación".