Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Macri anuncia que Argentina "ampliará la cuota de refugiados provenientes de Siria"

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, ha aseverado este martes durante su intervención en la 71º Asamblea de la ONU que las autoridades del país "ampliarán la cuota de refugiados provenientes de Siria y darán prioridad a las familias con niños" y ha manifestado que Argentina "está preparada para entrar en el siglo XXI y ejercer su rol en la sociedad internacional".
En su primer discurso como jefe de Estado argentino ante la Asamblea de la ONU, Macri ha reconocido la labor de los Cascos Blancos zonas de conflictos prolongados de Oriente Próximo y ha señalado, en alusión a las disputas territoriales existentes, el diálogo como el principal elemento para "establecer la paz y construir puentes entre las naciones".
El mandatario ha destacado la creación de un Gabinete Nacional de Ministros a cargo de la ampliación del Programa Humanitario de Argentina y ha advertido de las amenazas existentes a nivel internacional. "Vivimos en un mundo cada vez más violento, donde el extremismo radical amenaza a inocentes y a poblaciones vulnerables", ha indicado Macri.
"En los últimos años este fenómeno se ha agravado y para detenerlo, la cooperación internacional es indispensable", ha aseverado Macri, que ha recordado los atentados que tuvieron lugar en el país a finales del siglo XX.
En relación con el terrorismo y la crisis de refugiados, Macri ha recordado que "vivimos en un mundo en el que proliferan tendencias de fragmentación" y ha reiterado que "no hay que temer a la interdependencia".
Argentina celebró en 2015 unas elecciones históricas para elegir al sucesor de Cristina Fernández Kirchner, en las que el oficialista Daniel Scioli se enfrentó al candidato opositor Mauricio Macri, que ganó tras una segunda vuelta por tan sólo tres puntos.