Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

MSF denuncia el deterioro de la situación en las zonas afectadas por el huracán en Haití

Médicos Sin Fronteras (MSF) ha denunciado que dos meses después del devastador huracán que golpeó el suroeste de Haití las condiciones de vida de los desplazados se están deteriorando y todavía hay miles de personas viviendo en refugios temporales.
Según ha explicado la ONG en un comunicado, todavía hay miles de personas sin cobijo adecuado, sin alimentos ni agua potable, y algunas comunidades remotas no han recibido asistencia.
Los equipos de MSF están siendo testigos de "un deterioro de las condiciones de vida en las zonas más afectadas", los departamentos de Sud y Grand'Anse, donde la organización tiene clínicas móviles para evalular el estado de salud de los niños.
Durante la última semana, ha precisado, han examinado y tratado a 163 niños menores de 5 años con complicaciones respiratorias, el 5 por ciento de los cuales tenían neumonía o bronquitis. "Estas complicaciones están vinculadas principalmente a la falta de cobijo adecuado, además del frío nocturo en las montañas", ha explicado Chiara Burzio, coordinadora médica de MSF.
"Otros niños tenían diarrea y afecciones de la piel provocadas por los problemas de acceso a agua potable", ha añadido. La ONG ha incidido en que el acceso a agua potable ya era un problema crónico en Haití para muchas comunidades que ahora se ha visto exacerbado por el paso del huracán.
Asimismo, MSF ha alertado de que el número de pacientes con cólera que atiende en su centro especializado en Port-à-Piment ha aumentado desde principios de noviembre, recibiendo en la última semana siete pacientes de media al día