Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La MONUSCO reclama una solución al flujo de combatientes leales a Machar hacia RDC

La misión de Naciones Unidas en República Democrática del Congo (RDC), la MONUSCO, ha reclamado este lunes a Sudán del Sur una solución a la constante huida de combatientes leales al líder rebelde, Riek Machar, hacia RDC para recibir atención médica.
Entre el 24 de agosto y el 1 de septiembre la MONUSCO ha extraído a 291 "individuos" del parque nacional de Garamba, en RDC, "por razones humanitarias", muchos de los cuales estaban heridos, algunos con peligro de muerte, de acuerdo con un comunicado.
Machar y su familia llegaron por esta misma vía a territorio congoleño, tras lo cual el ex vicepresidente se trasladó a Jartum para recibir tratamiento médico por las heridas sufridas en una pierna tras los enfrentamientos de principio de julio en Yuba.
El líder rebelde cruzó hacia RDC acompañado por "cientos de personas", tanto "elementos armados" como civiles. Desde entonces, decenas de personas han seguido sus pasos y han buscado la ayuda de la MONUSCO a través de Garamba.
"A 8 de septiembre había 183 personas en las instalaciones de la MONUSCO en dos localizaciones", ha detallado la misión de la ONU, indicando que los más graves han sido "extraídos" para recibir asistencia sanitaria.
La MONUSCO mantiene contactos con las autoridades de RDC y Sudán del Sur, "así como con actores regionales", para intentar encontrar una solución a la presencia de combatientes sursudaneses en territorio congoleño.
Los combates de julio, protagonizados por tropas leales al presidente, Salva Kiir, y a Machar se saldaron con alrededor de 300 muertos y miles de desplazados. La comunidad internacional ha urgido a Kiir y Machar a honrar el acuerdo de paz que suscribieron hace justo un año para poner fin a la guerra civil en la nación más joven del mundo.