Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los países de MERCOSUR plantan a la ministra venezolana en la cumbre de Argentina

La ministra de Exteriores de Venezuela, Delcy Rodríguez, ha denunciado que sus homólogos del Mercado Común del Sur (MERCOSUR) han impedido que participe en las reuniones previstas para este miércoles en Argentina, agravando así la crisis interna.
Rodríguez anunció el martes que viajaría a Buenos Aires para asistir a la cita regional a pesar de que Venezuela fue suspendida el pasado 1 de diciembre como Estado miembro por incumplir su "obligación" de incorporar el acerbo normativo de MERCOSUR a su legislación interna.
Rodríguez ha llegado al Ministerio de Exteriores de Argentina acompañada por su homólogo boliviano, David Choquehuanca, principal apoyo de Venezuela en el bloque económico. "Ya estamos en la reunión de MERCOSUR esperando por los cancilleres de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay", ha anunciado en Twitter.
Sin embargo, la jefa de la diplomacia venezolana solo ha logrado reunirse con la ministra argentina, Susana Malcorra, que le ha pedido que se ausente de la reunión, en consecuencia con la sanción aplicada a Caracas a principio de mes, según informa la agencia de noticias Télam.
"La canciller Malcorra me pidió, como país anfitrión, que no esté presente en la reunión", ha dicho Rodríguez en declaraciones a la prensa argentina. "Si insisten en que no participe en la reunión nos meteremos por la ventana", ha asegurado.
Finalmente, ha podido acceder a la sala en la que se iba a celebrar el encuentro de ministros de Exteriores, pero ya estaba vacía. Rodríguez ha denunciado la "intolerancia ideológica" de sus colegas, "que prefieren taparse los oídos y huir a escuchar a los compañeros de otros países".
Rodríguez ha lamentado que, con la llegada de la "triple alianza", como se refiere Venezuela a Argentina, Paraguay y Brasil --países que han cambiado de signo político en los últimos años--, se haya roto "el equilibrio de respeto entre las naciones suramericanas".
La crisis en MERCOSUR se hizo patente el pasado verano, cuando Brasil, Argentina y Paraguay se negaron a que Venezuela asumiera la Presidencia temporal de manos de Uruguay por incumplir sus obligaciones y la crisis política y social en la nación caribeña.
Venezuela ha negado estas acusaciones, asegurando que ha incorporado la mayoría de la normativa de MERCOSUR, y ha achacado esta ofensiva a los planes de la "derecha" regional para derrocar al Gobierno de Nicolás Maduro.