Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Luxemburgo admite que sus acuerdos con multinacionales son cuestionables

El ministerio de Finanzas de Luxemburgo ha reiterado este miércoles en respuesta a las últimas revelaciones del caso 'Lux Leaks' que sus acuerdos con multinacionales para minimizar el pago de impuestos son legales, aunque ha admitido que su legitimidad es cuestionable y ha apoyado las medidas internacionales y de la UE para evitar que estos casos se repitan.

"Luxemburgo está de acuerdo en que la legitimidad de ciertos mecanismos, que se ajustan a la legislación aplicable, puede ser cuestionada", ha dicho el ministerio de Finanzas luxemburgués en un comunicado. La declaración tacha de "altamente dudosa" la forma en que el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación ha obtenido la nueva tanda de documentos, que muestran que también Disney y Skype se beneficiaron de decisiones tributarias anticipadas para minimizar el pago de impuestos.
"La interacción entre las reglas y las prácticas de los diferentes Estados, combinada con las reglas internacionales aplicables en la materia, así como la aplicación de las convenciones de no doble imposición, puede actualmente permitir llegar al resultado de una imposición muy ligera, casi nula", admite el comunicado.
No obstante, Luxemburgo sostiene que el problema no puede limitarse al papel de un único país. "La comunidad internacional en su conjunto queda delante de sus responsabilidades, para adaptar las reglas internacionales a las realidades actuales", afirma el comunicado.
El Gran Ducado "contribuirá activamente a las discusiones correspondientes" y apoya la intención de la Comisión de presentar un sistema de intercambio automático de información entre los Estados miembros sobre decisiones fiscales anticipadas.
No obstante, el ministerio de Finanzas sostiene que sus decisiones tributarias "no son ni contratos ni acuerdos mutuos". "Se trata de decisiones unilaterales de la administración fiscal. No son, ni lo han sido nunca, secretos", resalta la declaración, que afirma que Luxemburgo ya comparte información sobre estas cuestiones con otros países "de manera espontánea o bajo demanda".