Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía federal se lleva a Lula a declarar por su implicación en 'Lava Jato'

Registro del Instituto Lula en BrasilEFE

La Policía federal brasileña está registrado la residencia del expresidente Luiz Inazio Lula da Silva en Sao Paulo en el marco de la 'Operación Lava Jato', que investiga el escándalo de corrupción en Petrobras. El exmandatario brasileño está siendo trasladado por la Policía Federal para prestar declaración.

Según el diario brasileño 'Folha', los agentes llegaron hacia las 6.00 de la mañana a su residencia en Sao Bernardo do Campo, en Sao Paulo, y se llevaron al exmandatario, que reaccionó con tranquilidad al informarle de que era objeto de una orden de traslado coercitivo para prestar declaración. 

De acuerdo con la agencia Reuters, la Policía Federal ha indicado que hay pruebas que demuestran que Lula se benefició de la trama de sobornos en Petrobras mediante reformas en residencias vacacionales. 

Igualmente ha indicado que hay pruebas de delitos en la financiación de las campañas y los gastos del Partido de los Trabajadores (PT) de Lula y la actual presidenta, Dilma Rousseff.
Varios registros
Según informan los medios locales, los agentes están registrando, además de la residencia del exmandatario, la sede del Instituto Lula y el domicilio de su hijo mayor, Fabio Luiz. En la operación están participando unos 200 agentes así como 30 auditores de Hacienda.
De acuerdo con la Policía Federal, Lula está obligado a colaborar y ofrecer información en esta nueva fase de la 'Operación Lava Jato', que ha salpicado a las principales empresas y a destacados políticos del país.
La investigación se centra en la compra y renovación de un local en Atibaia que habría sido usado por el Partido de los Trabajadores. Según 'Estadao', esta operación ha sido bautizada como 'Aletheia', en referencia al término griego que significa "búsqueda de la verdad".