Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Líbano levanta un muro en el mayor campo de refugiados del país con el permiso de los palestinos

Las autoridades libanesas han comenzado a levantar este fin de semana un muro en torno al campo de refugiados palestinos de Ain al Hilweh, el más grande del país, como parte de un plan para establecer "cordones de seguridad" y torres de vigilancia en el campo, según un acuerdo entre las autoridades libanesas y facciones palestinas.
Con el muro, las autoridades pretenden contener los recientes enfrentamientos entre palestinos del campo y el Ejército libanés, según afirmaron representantes oficiales palestinos y libaneses. El muro se completará en los próximos 15 meses, según una información publicada por la web de noticias libanesa Al Modon.
Un responsable del movimiento islámico palestino Hamás en Ain al Hilweh, Abu Ahmad Faisal, señaló al diario libanés 'Daily Star' que se levantarán cuatro torres. "La construcción del muro pretende que disminuya la confrontación entre los habitantes (del campo) y el Ejército (libanés)", señaló Faisal.
Sin embargo, muchos palestinos del campo expresaron su frustración y disgusto por la construcción de la enorme pared, a la que calificaron de "muro de la vergüenza" y compararon con el muro que Israel levantó en Cisjordania. En algunos tramos, el muro de Ain al Hilweh se situará solo a tres metros de algunas casas, según informaciones aparecidas en medios libaneses.