Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lavrov subraya que los asesinos del embajador no podrán socavar la lucha antiterrorista

Confía en que la reunión con Turquía e Irán permita dar pasos para normalizar la situación en Siria
El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, ha asegurado este martes que los autores del asesinato del embajador ruso en Turquía, Andrei Karlov, no podrán socavar la lucha en materia antiterrorista, al tiempo que ha confiado en que la reunión de este martes en Moscú con sus homólogos de Turquía e Irán permita adoptar medidas para normalizar la situación en Siria.
"Si los organizadores de este atentado buscaban socavar la lucha contra el terrorismo y, en particular, nuestra reunión de hoy, no lo lograrán", ha asegurado el jefe de la diplomacia rusa, durante la reunión con su homólogo iraní, Mohamad Javad Zarif, según informa la agencia de noticias RIA Nóvosti.
Lavrov ha explicado que el objetivo de la reunión con su homólogo iraní y del posterior encuentro tripartito con el titular de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, es definir "pasos concretos" y eficaces para normalizar la situación en Siria.
El encuentro, según Lavrov, permitirá "proponer pasos concretos, lo más eficaces posible, para normalizar la situación en Siria, garantizar el cese de la violencia y la llegada de ayuda humanitaria paralelamente a una lucha consecuente contra los grupos terroristas".
Los tres titulares de Exteriores y los de Defensa analizarán los últimos acontecimientos en Siria, con especial atención a la situación en Alepo y al proceso de evacuación de civiles y combatientes en el este de la ciudad y en las localidades de Fua y Kefraya.
ABOGA POR UNA LUCHA CONTRA EL TERRORISMO "SIN CONCESIONES"
El ministro de Exteriores ruso ha hecho un llamamiento a seguir combatiendo sin concesiones contra el terrorismo tras el asesinato del embajador ruso en Ankara. "Este crimen bárbaro volvió a recordar a todos, si es que era necesario, que la lucha contra el terrorismo debe realizarse sin concesiones y sin cuartel", ha asegurado.
El ministro ha considerado inadmisible que alguien sostenga que el apoyo al Gobierno sirio provoca un aumento de la amenaza terrorista. "Son absolutamente inadmisibles los intentos, a los que recurren algunos miembros de la comunidad internacional, de mostrar que el apoyo al régimen legal de la República Árabe Siria, país miembro de la ONU, en su lucha contra el terrorismo solo aumenta esta amenaza", ha señalado, antes de remarcar que este tipo de declaraciones solo favorecen a los terroristas.
El embajador ruso en Turquía murió el lunes tras resultar gravemente herido por los disparos de un policía turco que le atacó por la espalda cuando participaba en la presentación de una exposición fotográfica en Ankara.
Las autoridades turcas han identificado al autor de los disparos como el agente policial Mevlut Mert Altintas, un hombre de 22 años de edad que también dejó heridas a otras tres personas antes de morir abatido por las fuerzas de seguridad.
Un vídeo que grabó el momento del atentado muestra a Altintas gritando "Allahu Akbar" (Alá es el más grande) y "No olviden Alepo, no olviden Siria". Tanto Rusia e Irán, que apoyan al régimen que preside Bashar al Assad, como Turquía, que respalda a algunos grupos rebeldes, están directamente implicados en el conflicto de Siria.
A finales de septiembre de 2015, Rusia lanzó una operación aérea a petición del Gobierno de Bashar Asad para frenar el avance de los grupos terroristas y las fuerzas rebeldes. Irán también participa en la guerra apoyando al régimen sirio, al igual que el partido milicia chií libanés Hezbolá.
El jefe de las Fuerzas Armadas de Irán, Ataolá Salehi, dijo en mayo que en Siria no combaten efectivos iraníes sino voluntarios, pero admitió que entre ellos hay miembros de una brigada de operaciones especiales.
Turquía forma parte de la coalición internacional liderada por Estados Unidos contra las posiciones de Estado Islámico en Siria y en Irak. El Gobierno de Ankara lanzó en agosto una operación militar en el norte de Siria, 'Escudo del Éufrates', con el objetivo declarado de expulsar a los terroristas de los territorios fronterizos, así como crear una zona de seguridad para los desplazados internos.