Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lavrov denuncia que los que quieren una tregua en Alepo es para dar un "respiro" a los rebeldes

El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, ha sostenido este miércoles que quienes reclaman un alto el fuego en la ciudad siria de Alepo lo que quieren es dar un "respiro" a los rebeldes para que puedan volver a armarse.
"Todas estas reclamaciones de la tregua tienen un único objetivo que consiste en que los combatientes se tomen un respiro, se reabastezcan, reciban nuevo armamento y municiones", ha afirmado, según informa la agencia rusa Sputnik.
El jefe de la diplomacia rusa ha sostenido que ni en Irak, ni en Libia, ni sobre todo en Yemen, "antes de sentarse en la mesa de negociaciones exigieron cesar inmediatamente las hostilidades y garantizar una semana o dos semanas de tregua, mientras que en Siria lo exigen".
En este sentido, ha puesto como ejemplo el asalto contra la ciudad siria de Palmira, que Estado Islámico recuperó el pasado fin de semana, argumentando que ello ha sido posible porque se dio un respiro al grupo terrorista en la ciudad iraquí de Mosul, su principal bastión en el país y objeto de una operación militar para recuperarla.
Según Lavrov, Mosul no estaba completamente sitiado "y los combatientes de Daesh tuvieron un corredor, por el cual abandonaron (la ciudad) vivos, sanos y con armas y se dirigieron hacia Palmira".
Por otra parte, el ministro ruso ha negado que Moscú esté forzando a los civiles a abandonar Alepo. "Nadie expulsa a nadie, salen solo aquellos que quieren salir", ha sostenido Lavrov, recordando que cuando se planeó la operación para liberar Mosul de los yihadistas, los propios estadounidenses llamaron a la población civil a abandonar la ciudad.
"Todo lo que se le permite a los norteamericanos, ellos no desean permitírselo a la Federación de Rusia", ha lamentado Lavrov. Según ha defendido, decenas de miles de civiles ya abandonaron la ciudad a través de los corredores humanitarios abiertos por Rusia.
Lavrov ha expresado su esperanza de que la situación en el este de Alepo se resuelva de forma definitiva en dos o tres días. "Solo la intervención de nuestra aviación permitió al Ejército sirio frenar esta amenaza (Daesh) y empezar a expulsar a los terroristas y espero que en dos o tres días la situación en Alepo Oriental se resuelva definitivamente", ha afirmado.
El ministro ruso ha subrayado que actualmente lo más importante es "acabar con la tragedia en Alepo, ayudar a los civiles a volver a la vida normal y empezar a reconstruir esta antigua ciudad, la más grande de Siria".
En otro orden de cosas, el ministro ha señalado que Moscú negocia con todos los grupos armados en Siria, excepto con las organizaciones terroristas Estado Islámico y el antiguo Frente al Nusra.