Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Largas colas en los kioskos parísinos para comprar Charlie Hebdo

Una semana después de que dos terroristas armados entraran en la redacción de la revista satírica Charlie Hebdo y mataran a 14 personas, la publicación no falla en su cita con los lectores y saca un número especial. Los franceses se han volcado con el semanario y desde horas antes de que abrieran los quioscos ya había largas colas de gente esperando a poder hacerse con un ejemplar.