Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kuwait, dispuesto a acoger nuevas negociaciones para intentar poner fin al conflicto en Yemen

El Gobierno de Kuwait ha expresado este martes su disposición ha recibir nuevamente a las delegaciones del Gobierno de Yemen y los rebeldes huthis en caso de que decidan reactivar las conversaciones de paz.
El viceministro de Exteriores de Kuwait, Jaled al Jaralá, ha destacado que las puertas estarán abiertas a todas las partes en conflicto que decidan acudir a la mesa de negociaciones, según ha recogido la cadena de televisión saudí Al Arabiya.
Kuwait acogió este año varios encuentros entre las delegaciones del Gobierno y los rebeldes, en un proceso que contó con la mediación de Naciones Unidas, si bien finalmente no se alcanzó un acuerdo.
Los diálogos se centraron en la demanda gubernamental de que los huthis entreguen las armas y abandonen las ciudades capturadas, así como que un nuevo gobierno incluya a los rebeldes.
El presidente del Consejo Político Supremo de Yemen, Salé al Samad, ofreció el domingo el fin de los ataques rebeldes si Arabia Saudí no lleva a cabo más bombardeos, así como una amnistía a los milicianos leales del presidente, Abdo Rabbu Mansur Hadi, en manos de los huthis.
El Consejo Político Supremo de Yemen, que cuenta con el apoyo de Teherán, fue formado en agosto gracias a la unión de los rebeldes huthis y el Congreso General del Pueblo, el partido del expresidente Alí Abdulá Salé.
En respuesta, la coalición que encabeza Riad ha rechazado la propuesta, argumentando que busca una solución amplia y duradera, y no una solución temporal.
Arabia Saudí intervino en el conflicto yemení a finales de marzo de 2015, para apoyar al Gobierno de Yemen en su lucha contra los rebeldes huthis.
Decenas de grupos de Derechos Humanos han condenado la terrible situación que viven los civiles en Yemen, donde son acosados tanto por los rebeldes huthis como por la coalición miliar que lidera Riad.