Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kosovo propone transformar su fuerza de seguridad en un Ejército pese a la oposición de Serbia

La OTAN traslada su preocupación a Kosovo por la propuesta y avisa de que revisará su apoyo a la fuerza kosovar actual si se materializa
El presidente kosovar, Hashim Thaçi, ha remitido un proyecto de ley al Parlamento para transformar la actual Fuerza de Seguridad de Kosovo en un Ejército, un paso que ha rechazado de plano Serbia.
"La transformación de la Fuerza de Seguridad de Kosovo en un Ejército es un paso normal en un Estado independiente y soberano", ha defendido Thaçi, quien remitió este martes el proyecto de ley al Parlamento.
Thaçi ha admitido que la minoría serbia de Kosovo está en contra de la propuesta, un rechazo que ha ironizado tiene "origen desde Serbia" pero ha defendido que se trata de "una iniciativa legal" cuyo objetivo es "proteger la soberanía territorial e integridad, preservar la paz y defender" a Kosovo.
"Serbia nunca dará su acuerdo a la creación de un Ejército en Kosovo", ha zanjado el primer ministro serbio, Aleksander Vucic, este martes, mientras que el ministro de Exteriores serbio, Ivica Dacic, ha avisado de que este paso "unilateral" de Prístina perjudicará la estabilidad en la región y Belgrado hará todo lo posible para impedirlo.
El visto bueno a su reconversión de la fuerza en unas verdaderas Fuerzas Armadas requeriría el visto bueno de dos tercios del Parlamento, por lo que necesitaría cierto apoyo de los diputados serbokosovares, según ha informado Radio Free Europe.
El viceprimer ministro kosovar, el serbio Branimir Stojanovic, ha asegurado que el cambio de mandato de la Fuerza de Seguridad de Kosovo sería inconstitucional y ha dejado claro que los serbios pedirán que respete la Constitución en este punto en declaraciones a la radio.
Thaçi ha asegurado que la creación de un Ejército en Kosovo es "plenamente constitucional" y un paso "necesario" para que el país "comience el proceso de adhesión a la OTAN".
PREOCUPACIÓN DE LA OTAN
El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha trasladado sin embargo "las preocupaciones serias de los aliados de la OTAN" por la propuesta de transformar la Fuerza de Seguridad de Kosovo en un Ejército "sin un cambio constitucional" en sendas conversaciones telefónicas este miércoles con Thaçi y con el primer ministro kosovar, Isa Mustafa.
"He dejado claro que pasos unilaterales como estos no ayudan y he urgido a las autoridades kosovares a mantener el contacto con Belgrado", ha dicho en un comunicado el secretario general aliado, en el que avisa que su el mandato de la fuerza cambia la OTAN revisará su nivel de compromiso.
Stoltenberg ha recordado en este sentido que la OTAN ha apoyado el desarrollo de la Fuerza de Seguridad de Kosovo en un cuerpo "profesional, crecientemente multiétnico" en los últimos años con la ayuda de su misión (KFOR) aunque ha admitido que "la estructura, el mandato y la misión" de la misma son una cuestión que compete decidir "a las instituciones locales de Kosovo en conformidad con su ley constitucional".
"Si el mandato de la FSK cambia en la forma propuesta, la OTAN tendrá que revisar su nivel de compromiso, especialmente en términos de (su ayuda a) la consolidación de la institución. He dejado esto claro durante mi visita a Kosovo en febrero y lo he reiterado en mis conversaciones telefónicas hoy", ha dicho Stoltenberg, que ha indicado que también permanece en "contacto estrecho" con la UE. "Cualquier decisión debe ocurrir en el marco de la Constitución", ha explicado una fuente europea.
Los aliados acordaron en junio de 2008 ampliar las tareas de su misión KFOR para entrenar a la nueva fuerza de seguridad kosovar, que no está equipada con armamento equipada. La operación de la OTAN actúa al amparo de la resolución 1244 del Consejo de Seguridad de la ONU y contribuye asimismo a un entorno de seguridad en la región.
La Fuerza de Seguridad de Kosovo fue creada en 2009, apenas un año después de que Prístina declarara su independencia unilateral de Serbia, y cuenta con unos 4.000 efectivos, más otros 2.500 en reserva, aunque el plan contemplaría transformarla en un Ejército con hasta 5.000 efectivos y 3.000 en la reserva.