Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sin piernas, sin límites y por una buena causa

No hay límites es su lema y se ha convertido en un ejemplo de superaciónste. Este canadiense que ha escalado el Kilimanjaro, para recaudar fondos para las ONGs que atienden a niños en Africa. Solo sería un gesto mas sino fuera porque Spencer, desde los cinco años no tiene piernas.  Pero eso, no le ha impedido subir a  5.895 metros de altura.

Una enfermedad genética le dejó sin piernas a los 5 años, le amputaron la mitad del cuerpo, pero su fuerza y su optimismo quedaron intactos tal y como ha demostrado con esta hazaña.  Después de 7 días de máximo esfuerzo, y tras haberse estado preparando durante todo el año, ha tocado la cima a casi 6 mil metros de altura. Con sus manos ha hecho el 80 por ciento del camino, el resto en su silla acompañado de sus amigos