Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kiev dice que no puede retirar el armamento porque los prorrusos siguen atacando

Las tropas de Ucrania se retiran de DebaltseveReuters

Las Fuerzas Armadas de Ucrania han asegurado que podrían no empezar a retirar las armas pesadas del frente de combate en el este del país porque los milicianos separatistas prorrusos no dejan de atacar sus posiciones a pesar del alto el fuego vigente desde el 15 de febrero.

Durante el fin de semana, los separatistas y los militares ucranianos han afirmado que han logrado alcanzar un acuerdo para comenzar con la retirada del armamento pesado, en cumplimiento de lo pactado en las conversaciones de Minsk el 12 de febrero

La violencia ha disminuido en los últimos días pero los separatistas continúan atacando las posiciones gubernamentales y en esta noche les han bombardeado en al menos dos ocasiones, según ha denunciado el portavoz de las Fuerzas Armadas de Kiev Anatoli Stelmaj

"Dado que las posiciones de los militares ucranianos continúan siendo bombardeadas, no puede haber todavía conversaciones para la retirada del armamento", ha afirmado, por su parte, el portavoz militar de Kiev Vladislav Selezniov, en una comparecencia televisada