Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lavrov: "Crimea significa mucho más para los rusos que las Malvinas para Reino Unido"

Kerry y Lavrov, reunidos en Londres por la crisis en CrimeaReuters

El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, ha defendido este viernes que la importancia que los rusos dan a la península de Crimea y ha considerado que para ellos es "más importante" que lo son las islas Malvinas, disputadas con Argentina para los británicos. En rueda de prensa tras una reunión de casi cinco horas en Londres con el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, Lavrov ha incidido en que Moscú "no se esconde" a la hora de expresar su postura respecto a la crisis de Crimea y así se lo han hecho saber tanto él como el presidente ruso, Vladimir Putin, a sus interlocutores internacionales en los últimos días.

El ministro ruso ha subrayado que es "una cuestión que no puede analizarse fuera del contexto histórico" y "todo el mundo se da cuenta de lo importante que es Crimea, lo que significa Crimea para los rusos". "Significa mucho más que las islas Comoras para Francia y las Malvinas para Reino Unido", ha aseverado, dando así por concluida la rueda de prensa.
Durante la misma, ha reconocido que persisten las "discrepancias" con Estados Unidos sobre "las medidas que conviene tomar" para resolver la situación, si bien ha asegurado que "el encuentro ha sido útil".
Kosovo
Asimismo, ha recurrido al caso de Kosovo, la provincia serbia que proclamó de forma unilateral su independencia en febrero de 2008 y que Moscú no ha reconocido hasta ahora, para resaltar que para Moscú la cuestión de Crimea "es un caso más especial que el de Kosovo".
El ministro ha defendido que no ha sido Rusia quien ha comenzado la crisis y ha asegurado que Moscú no necesita "una estructura internacional" que pueda mediar en las relaciones entre Rusia y Ucrania.
También ha adelantado que Rusia reconocerá el resultado del referéndum del domingo, en el que los crimeos deberán decidir si se unen a Rusia, aunque ha abogado por esperar a conocer cuál es el resultado.
Respecto a esta región, ha defendido que se ha mantenido el orden y se ha evitado que se repitieran las escenas vividas en las protestas en Kiev contra el depuesto presidente Viktor Yanukovich "gracias a las milicias de autodefensa".
Lavrov ha recalcado que Rusia planea invadir las regiones del sur y el este de Ucrania, donde reside principalmente la mayoría rusófona del país. "Rusia no tiene ni puede tener planes de invasión del sureste de Ucrania", ha asegurado.