Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El niño español herido en los atentados de Bruselas: “Quiero volver a caminar”

Con mucho dolor y agotado, el pequeño Kelvin lleva en su cuerpo las marcas del horror, quemaduras en las piernas y heridas en la cabeza.

Kelvin esperaba en el aeropuerto junto a su madre, también herida, un avión con destino a Barcelona. Su padre hablaba justo con ellos por teléfono cuando estalló la bomba y poco después vio las terribles imágenes por televisión. Sabía que estaban vivos, pero tardó dos días en encontrarlos en un hospital de Bruselas.

Kelvin y su madre se recuperan de las heridas, pero tardarán mucho tiempo en olvidar el terror.