Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Juncker alerta de que "la protección de Europa ya no puede subcontratarse" a terceros

La número dos de la Alianza dice que la OTAN "no puede hacerlo todo" e incide en contribución "única" de EEUU para defender Europa
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha avisado este viernes de que "la protección de Europa ya no puede subcontratarse" a terceros tras recordar que Estados Unidos considera que asume "demasiado de la carga de sus aliados europeos ricos" y ha dejado claro que los países europeos deben "invertir más y de forma más eficiente" en defensa y avanzar hacia su "integración" en este terreno.
"En la última década ha quedado meridianamente claro que nuestros socios americanos consideran que están asumiendo demasiado de la carga de sus aliados europeos ricos", ha alertado el jefe del Ejecutivo comunitario durante su intervención en una conferencia sobre el futuro de la defensa europea organizada conjuntamente por la Comisión y el Gobierno checo en Praga.
Al margen de la defensa, Juncker ha recalcado que "Estados Unidos ha cambiado su política exterior fundamentalmente mucho antes de la llegada de Trump" y alertado de que los europeos no tienen "otra elección" que defender sus intereses, ya sean en Oriente Próximo, en la lucha contra el cambio climático o sus intereses comerciales.
"No tenemos otra elección más que defender nuestros propios intereses en Oriente Próximo, en cambio climático, en nuestros acuerdos comerciales", ha avisado.
Aunque "la OTAN ha sido y seguirá siendo una piedra angular de la seguridad de Europa durante décadas", Juncker ha avisado de que la "sumisión a la OTAN ya no puede ser utilizada como una coartada conveniente" para que los países europeos no haga "más esfuerzos" en defensa y ha insistido en que "la protección de Europa ya no puede ser subcontratada" a terceros.
Juncker ha avisado de que tras el "fracaso de 1954" por el rechazo de Francia al Tratado para establecer la Comunidad de Defensa Europa por los seis países fundadores del proyecto europeo, los avances en este terreno han sido "lentos y cada vez más tímidos" y ahora toca avanzar hacia la "integración".
"Ya no es una cuestión de soberanía nacional. Si tomo prestado una frase de mi amigo Emmanuel Macron, es una cuestión de soberanía europea", ha dicho, dejando claro que las amenazas de seguridad, factores económicas y políticas "nunca" han justificado tanto como ahora dar "un paso drástico" para avanzar en la defensa europea común, algo que apoya el 75% de los europeos, que "quieren que su Unión haga más para protegerles". "Hemos llegado a un punto en el que el progreso es la única opción, la única pregunta es a qué velocidad", ha avisado.
INVERTIR MÁS
Así, Juncker ha asegurado que los países europeos deben "invertir más" y "de forma más eficiente". "Nos permitimos el lujo de tener 17 tipos de tanques de combate diferentes cuando EEUU se desenvuelve perfectamente con uno modelo. Es absurdo que tengamos más tipos de helicópteros que Gobiernos para comprarlos", ha avisado, dejando claro que la falta de coordinación en el gasto nacional en capacidades "es ineficaz y caro".
El presidente de la Comisión Europea ha confiado en que el Fondo Europeo de Defensa propuesto este miércoles "creará los incentivos para que cooperen en la investigación, desarrollo y adquisición conjunta de equipos y tecnologías de defensa", al que la Comisión Europea aportará casi 600 millones hasta 2020 y 1.500 millones al año a partir de 2021. "Este Fundo hará que la UE sea el mayor inversor en investigación y tecnología en defensa colectiva en Europa", ha dicho.
"Eso es un paso crucial, pero no podemos pararnos aquí", ha dicho, insistiendo en que los países "despertar a la bella durmiente" y poner en marcha "ya" la cooperación estructurada permanente en defensa prevista en el Tratado de Lisboa. "El artículo 42 del Tratado permite que un grupo de Estados miembro parecidos lleven la defensa europea al próximo nivel", ha defendido.
El primer ministro checo, Bohuslav Sobotka, ha avisado de que las amenazas actuales como el terrorismo y las amenazas híbridas "quieren una respuesta coordinada y conjunta" y los países europeos deben "reforzar" sus capacidades, al tiempo que ha dejado claro que "construir una Europa unida depende de la confianza mutua" entre países. "Los ciudadanos de la UE deben confiar en la integración", ha defendido.
"Esto no es porque se vaya Reino Unido o por cambios al otro lado del Atlántico, es porque nosotros lo necesitamos y lo queremos", ha agregado la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, que ha defendido que los países de la UE han dado ya "pasos muy concretos hacia una Unión Europea de la Seguridad y la Defensa". "Podemos ir rápido, juntos y unidos en la dirección correcta", ha dicho.
"Una defensa europea más fuerte significa una OTAN más fuerte y una OTAN más fuerte significa una defensa europea más fuerte", ha defendido por su parte la secretaria general de la OTAN adjunta, la estadounidense Rose Gottemoeller, que ha respaldado el Fondo Europeo de Defensa para "aumentar la eficiencia en el gasto europeo en defensa". "Demasiados recursos se malgastan por duplicaciones", ha avisado.
La estadounidense ha defendido la contribución "única" de la Alianza Atlántica para la seguridad de Europa y ha dejado claro que "la OTAN sigue siendo el marco trasatlántico para la defensa colectiva fuerte". "La disuasión y la defensa están en el corazón de la misión de la Alianza y su objetivo", ha recalcado.
En un momento en el que se ha vuelto a cuestionar el compromiso de la Administración de Donald Trump con la defensa de sus aliados, Gottemoeller ha defendido que "EEUU está haciendo una contribución única a la disuasión y defensa en Europa", con sus armas nucleares y fuerzas convencionales. "Y con 1.400 millones de dólares de dinero fresco que el presidente Trump ha presentado para el año fiscal 2018", ha dicho.
NO DUPLICAR A LA OTAN
La 'número dos' de la OTAN ha avisado de la complejidad de los desafíos de seguridad actuales como la anexión "por la fuerza" de Crimea por parte de Rusia y "los intentos de socavar" las democracias occidentales "a través de propaganda y ciberataques" o "el auge de un tipo de terrorismo especialmente barbárico, que solo busca cobrarse el máximo de vidas inocentes" como se ha visto en Londres. En este contexto, ha dejado claro que la OTAN "no lo puede hacer todo" y pone "mucho énfasis en la cooperación estrecha con la UE".
"Cualquier cosa que haga la UE debe complementar y no competir con lo que hace la OTAN", ha avisado en rueda de prensa posterior la estadounidense, que ha dejado claro que "la OTAN es en última instancia el garante de la defensa colectiva de Europa y el vínculo trasatlántico sigue siendo la piedra angular de la seguridad europea".
"Esto no es un proyecto contra la OTAN", ha asegurado Juncker, que ha confiado en que la cooperación estructurada permanente en defensa se lance "lo antes posible". "Ninguna OTAN no es una opción para la UE, sería un desastre para la Unión Europea. Tenemos que mantenernos unidos y nos mantendremos unidos", ha remachado.
Sobotka ha dicho que "la OTAN debe continuar garantizando la defensa territorial de sus Estados miembro, también en Europa" y que la UE debe centrarse "principalmente" en misiones de mantenimiento de la paz y formación de fuerzas locales.