Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Juncker propone dar la cartera de Economía y Sociedad Digitales a eurodiputada búlgara Mariya Gabriel

El presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, ha propuesto este martes asignar la cartera de Economía y Sociedad Digitales a la eurodiputada 'popular' Mariya Gabriel, la candidata a comisaria propuesta por el Gobierno búlgaro en sustitución de Kristalina Georgieva, quien dejó el cargo en enero como vicepresidenta de la Comisión responsable de Presupuesto y Recursos Humanos para volver al Banco Mundial.
Juncker ha constatado, en una entrevista que ha mantenido este martes con la vicepresidenta del grupo del Partido Popular Europeo, que "tiene las cualificaciones necesarias" de conformidad con las normas europeas para entrar en la Comisión Europea y ha anunciado su intención de asignarle la cartera de Economía y Sociedad Digitales.
Tras la dimisión de Georgieva, Juncker encargó al comisario de Economía y Sociedad Digitales, el alemán Günther Oettinger, que asumiera la cartera de Presupuesto y Recursos Humanos a partir del 1 de enero y asignó su cartera de manera temporal al vicepresidente responsable de Agenda Digital, Andrus Ansip, con el que trabajará estrechamente en el futuro.
Tanto los Veintiocho como la Eurocámara deberán pronunciarse todavía sobre el nombramiento de la comisaria para que pueda asumir sus funciones, dado que el nombramiento de los comisarios requiere el acuerdo conjunto del presidente de la Comisión y del Consejo tras consultar al Parlamento Europeo.
De hecho se espera que comparezca "en las próximas semanas" ante el Parlamento Europeo, cuya opinión deberá considerar "seriamente" Juncker antes de dar su visto bueno a la decisión de los Veintiocho de nombrar a la nueva comisaria.
El jefe del Ejecutivo comunitario, que ya ha informado al primer ministro búlgaro, Boiko Borissov, de su decisión sobre la cartera asignada y al presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, ha pedido a la búlgara que se centre en "todas las propuestas legislativas presentadas en los últimos dos años por la Comisión para completar el Mercado Digital Único" que son "esenciales para los ciudadanos y las empresas" bajo la coordinación del vicepresidente responsable del Mercado Único Digital, Andrus Ansip, según figura en la carta en la que le anuncia su futura cartera.
También le ha pedido que centre su labor futura en el desarrollo de medidas para mejorar la seguridad en Internet y que trabaje en un "plan ambicioso y estratégico para hacer a la UE líder en ciberseguridad" y mejorar la privacidad de las comunicaciones electrónicas junto con el vicepresidente Ansip, así como la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, y el comisario de Seguridad, Julian King.
Gabriel también se encargará, entre otros, de promover las condiciones "necesarias" para promover inversiones en el sector y promover el desarrollo de infraestructuras digitales y el potencial que ofrecen las nuevas herramientas "prometedoras" como la nube y el Internet de las Cosas en Europa, así como de la adopción de las nuevas normas de la UE para la protección de los datos personales.
Juncker le ha recordado su "nuevo compromiso con la transparencia" y ha insistido en la necesidad de que los comisarios "respeten los estándares más elevados posibles profesionales y éticos, en todo momento" y sean "muy responsables" al llevar a cabo sus funciones "en plena independencia y sin buscar o recibir instrucciones de ningún Gobierno ni institución" y promoviendo únicamente "el interés general de la Unión", algo especialmente importante en el contexto de las próximas negociaciones del Brexit.
"Las negociaciones con Reino Unido se mantendrán separadas del trabajo en marcha de la Unión y no interferirán con su progreso", ha justificado, recordándole que "la Unión Europea está en uno de sus periodos más desafiantes de su historia".