Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Juncker avisa a EEUU de que la UE responderá "apropiadamente" en "días" si sus sanciones a Rusia le perjudican

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha avisado este miércoles a la Administración estadounidense de Donald Trump de que la UE está lista para responder "apropiadamente en cuestión de días" si sus nuevas sanciones contra Moscú no tienen en cuenta "los intereses de seguridad energética de la UE" y castigan a sus empresas energéticas que participen en proyectos en Rusia.
"La Comisión ha concluido hoy que si nuestras preocupaciones no son tenidas en cuenta suficientemente, estamos listos para actuar apropiadamente en cuestión de días", ha avisado el presidente del Ejecutivo comunitario en un comunicado al término de la reunión colegial en la que el conjunto de comisarios ha discutido el impacto de las sanciones estadounidenses que podrían afectar a las empresas europeas que participen en proyectos energéticos en Rusia.
Juncker ha ironizado con que el lema de Trump "'América Primero', no puede significar que los intereses de Europa vienen en último lugar" y ha insistido en que el proyecto de ley sobre las sanciones en Estados Unidos "podría tener efectos unilaterales no intencionados que afectan a los intereses de seguridad energética de la UE".
El jefe del Ejecutivo comunitario ha reiterado el compromiso pleno de la UE con el régimen de sanciones a Rusia pero ha avisado de que "la unidad del G7 sobre las sanciones y la estrecha coordinación entre aliados están en el corazón para garantizar la plena aplicación de los Acuerdos de Minsk". "Esto es un objetivo central que la UE y EEUU comparten", ha recordado.
A pesar de que el proyecto de ley aprobado por la Cámara de Representantes estadounidense este martes ha tenido en cuenta "un número" de preocupaciones trasladadas a EEUU por la parte europea, el Ejecutivo comunitario ha avisado de que con todo "prevé la imposición de sanciones contra cualquier compañía, incluidas europeas, que contribuyen al desarrollo, mantenimiento, modernización o reparación de gasoductos en Rusia para exportar energía.
El colegio de comisarios ha admitido preocupación por las consecuencias potenciales "negativas" de las sanciones a Rusia porque en función de cómo se apliquen podrían afectar a infraestructuras utilizadas para exportar energía para Europa a través del sistema de tránsito de gas ucraniano, como el mantenimiento y modernización de los gasoductos en Rusia que alimentan el sistema ucraniano y también podrían afectar a proyectos clave para la diversificación energética de la UE como el proyecto de gas natural licuado en el Báltico.
También podría afectar a otros más polémicos como el gasoducto submarino Nord Stream 2 para traer gas de Rusia a Alemania encabezado por Gazprom y en el que participan las empresas alemanas BASF y E.ON, la francesa Engie, la holandesa Royal Dutch Shell o la austriaca OMV.
El Ejecutivo comunitario vigilará "de cerca" el proceso legislativo en Estados Unidos y su posterior aplicación del proyecto de sanciones y "actuará rápidamente cuándo y cómo sea necesario".
El vicepresidente primero del Ejecutivo comunitario, Frans Timmermans, ha rechazado avanzar en rueda de prensa al término de la reunión colegial las posibles medidas de represalia que la UE podría tomar si Estados Unidos no respeta sus intereses.
La Comisión Europea estudia opciones como impedir que las sanciones estadounidense contra Rusia sean "reconocidas o aplicables" en Europa y preparar "medidas de represalia" con arreglo a las normas de la Organización Mundial del Comercio, según avanzó hace varios días el diario británico 'Financial Times'.