Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU avalará la denuncia por "detención ilegal" presentada por Assange

La Fiscalía sueca archiva parcialmente la investigación sobre AssangeREUTERS

El grupo de expertos de la ONU encargado de analizar la denuncia por "detención ilegal" presentada por Julian Assange ha fallado a su favor, según ha adelantado la cadena de televisión británica BBC. El fundador de Wikileaks  había mostrado su intención de abandonar la Embajada de Ecuador y entregarse a las autoridades británicas si Naciones Unidas fallaba contra él en su caso contra los gobiernos de Suecia y Reino Unido. La policía británica ha advertido que "la orden de arresto sigue en vigor" y le detendrá si abandona la embajada.

"Si la ONU anuncia que he perdido mi caso contra Reino Unido y Suecia, saldré de la Embajada (de Ecuador) a mediodía del viernes para aceptar mi arresto por parte de la Policía británica, ya que no hay lugar a nuevas apelaciones", ha dicho en un comunicado.
"Sin embargo, si prevalezca y se determina que los actores estatales han actuado de forma ilegal, espero que se me devuelva inmediatamente mi pasaporte y se ponga fin a cualquier nuevo intento de arrestarme", ha remachado.
"La orden de arresto sigue en vigor", ha recordado un portavoz de Scotland Yard, que ha descartado cualquier posible cambio en relación a las intenciones de la Policía británica al margen del tiempo transcurrido.
ATRAPADO DESDE 2012
Assange lleva recluido en la Embajada ecuatoriana en Londres desde el 19 de junio de 2012, cuando solicitó asilo político al país sudamericano. Aunque éste se lo concedió, Reino Unido se negó a darle un salvoconducto, insistiendo en que tiene la "obligación legal" de extraditarle a Suecia.
El fundador de Wikileaks fue objeto en 2010 de cuatro denuncias por violencia sexual en Suecia, de las cuales ya han prescrito tres, aunque aún sigue vigente el cargo más grave, el de violación, que no decaerá hasta 2020.
Assange solicitó asilo político argumentando que se encuentra en un "estado de indefensión" ante la posibilidad de que, una vez en Suecia, sea extraditado a Estados Unidos, donde supuestamente se está celebrando un juicio secreto, sin que Australia --su país de origen-- lo impida.
Asegura que es víctima de una "persecución política" por parte de Estados Unidos por revelar cientos de miles de documentos clasificados del Departamento de Estado sobre las guerras en Irak y Afganistán y sobre las relaciones diplomáticas con otros países.