Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Macabras intenciones

Su nombre es Gilberto Valle y ha empezado el juicio. En su ordenador encontraron fotografías y datos de unas cien posibles víctimas. Los investigadores también han interceptado conversaciones en las que el acusado hablaba de sus macabras intenciones. Pese a no haberlas llevado a cabo, podría ser condenado a cadena perpetua.