Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España rechaza la entrega de armas a Ucrania y pide negociar con Rusia

Margallo se reune con el presidente de UcraniaEFE

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha rechazado este martes la entrega de armas a Ucrania por parte de España para ayudarle en el conflicto que mantiene con los separatistas prorrusos del este.

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha rechazado este martes la entrega de armas a Ucrania por parte de España para ayudarle en el conflicto que mantiene con los separatistas prorrusos del este.
La entrega de armas a Ucrania "en estos momentos no está en la mesa del Consejo de Ministros" de España, cuyos esfuerzos se centran en estos momentos en alentar primero una "solución negociada" al conflicto.
Esta solución debería poder llegar de la cumbre de este miércoles en Minsk que prevén celebrar los líderes de Rusia, Ucrania, Francia y Alemania, y que estará centrada en lograr un alto el fuego y en hacer retroceder posiciones a los separatistas.
Una vez logrado el alto el fuego, las negociaciones deberían enfocarse hacia la consecución de un acuerdo de largo alcance que "garantice la integridad territorial" de Ucrania, ha precisado el ministro.
Ucrania pide armas
García-Margallo se ha pronunciado en este sentido en rueda de prensa conjunta con su colega ucraniano, Pavlo Klimkin, después de que éste agradeciera el apoyo "técnico y militar" recibido de los "amigos españoles" y que se refiriera a las negociaciones sobre "la recepción de armas".
Según Klimkin, su país está pidiendo armas a Occidente para "protegerse de los terroristas", no para garantizarse la victoria en enfrentamientos con los separatistas prorrusos.
El material de Defensa que España ha proporcionado a Ucrania es de carácter no letal y se basa en chalecos antibalas y cascos, han precisado posteriormente fuentes del Ministerio español de Exteriores.
España no reconocerá secesiones
En su entrevista con su colega ucraniano, García-Margallo le ha reiterado que España no reconocerá nunca las secesiones de su territorio que sean unilaterales y contrarias a la Constitución ucraniana.
El ministro español también ha hecho votos por que en la cumbre de Minsk pueda llegarse a un acuerdo que permita un alto el fuego y ha recordado que, en caso de no haber avances, el lunes entrará en vigor la nueva tanda de sanciones contra 19 dirigentes separatistas y altos cargos rusos, como el viceministro de Defensa y el jefe del Estado Mayor, a quienes se prohíbe entrar en territorio comunitario y a quienes se congelarán activos.
Con respecto a la cumbre que esperan celebrar los líderes de Rusia, Ucrania, Francia y Alemania, el ministro ucraniano ha informado de que prosiguen en Minsk los trabajos preparatorios de ese encuentro.
Pero ha subrayado que, para que haya avances, se necesita la "voluntad política" de Rusia y que Moscú ordene a los separatistas de Donetsk y Lugansk parar los ataques.
El problema, según admiten fuentes diplomáticas, es que se desconoce hasta dónde alcanza la influencia rusa sobre los separatistas.
Con respecto a la entrada en vigor de la nueva tanda de sanciones europeas, García-Margallo ha señalado que solo se podrán revocar o modificar en caso de que los europeos consideren por unanimidad que ha habido avances en Minsk. Y para eso, ha precisado, tendrán "muy en cuenta" la opinión de Ucrania.
La visita del ministro García-Margallo a Ucrania buscaba relanzar la relación política con un país con el que los contactos fueron mínimos durante la etapa anterior del Gobierno de Viktor Yanukovich.
El ministro ha querido hacer patente la solidaridad de España con Ucrania en un momento especialmente delicado por el recrudecimiento del conflicton en el este y sacudirse de paso esa cierta imagen de país prorruso que España tiene aquí.
Visita al Maidán
Parte de esa escenificación ha sido la visita que el ministro ha hecho a la Plaza Maidan, epicentro de las protestas ciudadanas que hace un año provocaron la caída de Yanukovich y en la que hubo un centenar de muertos. El ministro español depositó una corona de flores en el monumento a los Héroes del Maidan.
Pero la visita del ministro a Kiev, que concluye este mismo martes, también tenía un fuerte componente económico. Con él han viajado una quincena de empresarios en busca de oportunidades de negocio en un país que se dispone a recibir una inyección de miles de millones de euroa por parte de la UE y el FMI a cambio de acometer una serie de reformas.