Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El rey de Jordania destaca la necesidad de hacer frente al terrorismo en la región

El rey Abdalá de Jordania ha destacado este martes la necesidad de hacer frente a la amenaza terrorista en la región, argumentando que el único objetivo de los grupos extremistas "es acabar con los valores centrales que unen a la humanidad".
"Quieren acabar con los éxitos de nuestros ancestros, eliminar la civilización y arrastrarnos a la Era Oscura", ha afirmado durante su discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas.
"La pregunta que debemos hacernos mientras hacemos frente a la batalla de nuestra generación es: ¿cuál será nuestro legado?", ha dicho, reconociendo que el mundo no ha hecho lo suficiente para hacer frente a esta amenaza.
En este sentido, ha lamentado "la falta de entendimiento sobre la verdadera naturaleza del Islam entre representantes occidentales, 'think tanks', líderes mediáticos y legisladores".
"Me veo repitiendo lo mismo una y otra vez: las falsas percepciones del Islam y los musulmanes benefician la agenda terrorista de lucha global, polarizando y dividiendo a las sociedades, a Oriente y Occidente, acusándose mutuamente", ha valorado.
Por ello, ha resaltado que los musulmanes tienen un papel importante que jugar en el futuro, apuntando que "los hombres y mujeres musulmanes dan al mundo un rico patrimonio de responsabilidad civil, justicia, generosidad y fe en Dios".
Por otra parte, el monarca jordano ha tenido unas palabras para el conflicto palestino-israelí, asegurando que "Israel debe abrazar la paz o verse envuelto en un mar de odio en una región en agitación".
"Ninguna injusticia es más amarga que la negativa a la existencia de un Estado palestino", ha dicho, apuntando que "la protección de Jerusalén es una preocupación fundamental".
"Como custodio de los lugares santos musulmanes en Jerusalén, continuaré mis esfuerzos para proteger estos sitios y protestar contra las violaciones de su santidad", ha remachado.