Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El periodista John Cantlie, secuestrado en 2012, reaparece en un vídeo propagandístico de Estado Islámico

El periodista británico John Cantlie, secuestrado en Siria en noviembre de 2012, ha reaparecido en un vídeo propagandístico del grupo terrorista Estado Islámico grabado recientemente en Mosul, donde desde hace ocho semanas el Gobierno iraquí lleva a cabo su gran ofensiva de recuperación de la ciudad.
Así lo han confirmado fuentes de seguridad a la cadena CNN, que han explicado que la grabación fue publicada el miércoles.
Cantlie, con barba y una delgadez similar a la que presentaba en las últimas imágenes publicadas de él, el pasado mes de julio, describe cómo las fuerzas de la coalición --liderada por Estados Unidos-- han bombardeado cuatro de los cinco puentes que pasan sobre el río Tigris y cómo la destrucción de los mismos han dañado a los residentes de la ciudad.
El periodista también habla sobre los bombardeos contra acueductos que suministran agua a grandes áreas de la ciudad de Mosul. Las autoridades iraquíes estiman que las últimas imágenes de Cantlie parecen haber sido filmadas durante los últimos días.
La grabación, de unos ocho minutos de duración, muestra a Cantlie frente a la cámara en la zona oeste del denominado 'Puente Viejo', una estructura de acero que divide Mosul sobre el Tigris y que, explica, es el último puente al que se puede acceder.
Los puentes sobre el Tigris han sido objetivos recientes de bombardeos por parte de la coalición. Esta misma semana, el Ejército iraquí ha ido avanzando desde el sureste hacia este último puente, una estructura vital que busca recuperar.
Cantlie ha sido la voz y la imagen de Estado Islámico en varios vídeos con los que la organización yihadista ha mostrado la vida en territorios bajo su control, sin que en ningún momento se pidiese nada a cambio de su rescate.