Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los padres de James Foley publican la última carta de su hijo

James Foleycuatro.com

Los padres de James Foley, decapitado por el Ejército del ISIS, ha publicado en Facebook la única carta enviada por su hijo cuando estaba en mano de sus secuestradores. El reportero estadounidense se la dictó a otra rehén de los terroristas que la memorizó y tras ser liberada se la ha dado a conocer a los familiares de Foley.

La carta fue escrita por el periodista estadounidense el pasado mes de junio y contiene una alta carga emocional, llena de nostalgia por los buenos tiempos pasado con sus padres cuando él era pequeño.
James Foley pide a sus familiares y amigos que recen por él porque cuando lo hacen "puedo tocaros en la oscuridad rezo". Además, les pide que sean fuertes porque él los necesitará "para rehacer su vida".
Ninguna de las cartas escritas por el reportero asesinado llegó a sus familiares. Esta fue dictada por Foley a una rehén de nombre Diane, que iba a ser liberada.
La compañera de reclusión memorizó las palabras del reportero y tras ser liberada llamó a la madre de Foley y le dictó el mensaje.
En el mensaje a sus familiares y amigos, habla de la prisión junto a otros 18 compañeros con los que comparten momentos difíciles apoyándose unos a otros y fabricando juegos de mesa para engañar el tiempo.
La Inteligencia británica asegura saber quién decapitó a James Foley
Los servicios de Inteligencia británicos han identificado al integrante de Estado Islámico responsable del asesinato del periodista estadounidense James Foley, según informa la edición dominical del diario 'The Times' citando "altas fuentes del Gobierno británico".
Si bien no se proporciona el nombre del ejecutor, se señala a un individuo llamado Abdel Majed Abdel Bary como "sospechoso clave".
Bary, de 23 años, vivió hasta el año pasado en su domicilio familiar de Londres y recientemente colgó en Twitter una imagen suya con una cabeza humana.