Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un diputado brasileño desata la polémica: "No te voy a violar porque no te lo mereces"

Jair Bolsonaro, diputado brasileñoTwitter

El diputado brasileño del Partido Progresista (PP) Jair Bolsonaro, conocido por sus habituales deslices verbales, cruzó este martes una línea roja, cuando en una discusión con la diputada del Partido de los Trabajadores (PT) Maria do Rosário, le espetó: "No te voy a violar porque no te lo mereces", lo que ha provocado una gran polémica.

El PT, apoyado por otros partidos de izquierda, anunció rápidamente que llevará sus declaraciones al Tribunal Supremo Federal y que abrirá un proceso en el Consejo de Ética de la Cámara contra Bolsonaro para que pierda su mandato.
Paralelamente, usuarios anónimos piden a través de Internet que el diputado cese en sus actividades. Hasta este miércoles ya habían firmado más de 65.000 personas, aunque no es la primera vez que surgen estas peticiones colectivas contra el diputado.
"Al decir que no la violaría porque no se lo merece quiso decir que alguna mujer merece ser violada. Es una agresión a todas las mujeres brasileñas", subrayaba la diputada del Partido Comunista (PC) Jandira Feghali.
Tras las críticas que recibió por gran parte de los diputados --a excepción de los de la derecha-- Bolsonaro intentó tomar la palabra, pero el presidente del Congreso, Renan Calheiros, se lo impidió. Más tarde hizo unas declaraciones reafirmándose en sus palabras: "Ella es quien debería ser procesada porque me ofendió. Estoy casado, tengo hijos ¿Y me llama violador?", dijo.
Bolsonaro, militar retirado, representa una de las alas más extremas de la derecha brasileña y sus declaraciones siempre han estado rodeadas de polémica. Este último revuelo se produjo mientras la diputada del PT defendía la Comisión de la Verdad, que investiga los crímenes de la dictadura militar, y lamentaba que en las últimas semanas se hayan producido manifestaciones que piden la vuelta de los militares.
Bolsonaro, que en más de una ocasión ha confesado que añora los tiempos de la dictadura, no sólo hizo la alusión a la violación, también aprovechó para apuntar que el Día Internacional de los Derechos Humanos es "el día internacional de los vagabundos", pues en su opinión sólo se aplica a "bandidos, violadores, marginales, secuestradores y corruptos".
Las perlas de Bolsonaro
El diputado es una habitual de las polémicas. Con el diputado Jean Wyllys, del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), abiertamente homosexual, suele enzarzarse en discusiones de tinte homófobo. En una ocasión proclamó que tendría vergüenza de tener un hijo como él y hace cuatro años dijo en el Parlamento que la mejor manera de "evitar" tener un hijo homosexual es "golpearle".
Bolsonaro tampoco esconde su carácter racista. En una entrevista, al ser preguntado por cómo actuaría si un hijo suyo se enamorase de una chica negra respondió que eso nunca ocurriría porque sus hijos están "muy bien educados". A pesar de sus posturas extremistas Bolsonaro fue reelegido en las últimas elecciones como el diputado más votado en el estado de Río de Janeiro, con 464.572 votos.